Poemas de la autora mexicana Angélica Santa Olaya

Angélica Santa Olaya, 1962, Ciudad de México, poeta, escritora, historiadora y maestra de español. Fotografía: cortesía de la autora.

Los siguientes poemas se publican como parte de un convenio de colaboración entre la Asociación de Escritores de México (AEMAC) y el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, con el propósito de promover a la literatura mexicana a nivel internacional.

Presentación

Por Obed González Moreno
Presidente interino en la Asociación de Escritores de México (AEMAC)

Invitar proviene de la palabra latina invitare que posee una denotación semejante a la de envalentonar que con el tiempo y como es en todo el lenguaje, derivó con referencia al contexto en tratar a alguien de buena gana. Sin embargo, también invitar está relacionada con la palabra velle que relacionada con la pala indoeuropea wei ofrecen la connotación de desear o querer, andar en busca de algo deseado. Entonces, podríamos concluir que un invitado es alguien que busca lo deseado o el deseado que se busca. La Asociación de Escritores de México A.C., mantiene una cercanía con autores que no son asociados; sin embargo, proyectan junto a la AEMAC, las mismas afinidades y sueños como es el caso de Angélica Santa Olaya. Los invitados son aquellos deseados que se buscan porque comparten las mismas inquietudes, los mismos anhelos y visualizan en la misma dirección, aunque no en el mismo camino. El invitado es alguien a quien se acoge con gusto, no es un huésped porque el huésped posee una connotación de hostilidad y de rivalidad. En la antigüedad, el huésped era señalado como el hombre poderoso que provenía del exterior, era un invasor. La escritora Amparo Dávila, conocedora del lenguaje, nos recuerda en el cuento que escribió sobre aquel oscuro ser poderoso que habita su casa y sólo atemoriza y amenaza su vida, lo hubiera titulado: El invitado, de una fácil manera, pero no es así, sabía lo que significaba ésta diferencia entre vocablos y decidió nombrarlo El huésped, por toda ésta arcaica carga semántica de poder, control y violencia. El invitado es alguien al que se conoce y aprecia, alguien que —también puede ser algo— siempre conlleva un código de confianza y cercanía; en cambio el huésped, es alguien o algo al que se desconoce y que siempre proviene del exterior y lo peor: puede quedarse a morar en los adentros. Tal vez, un huésped con el tiempo se llegue a conocer y a apreciar y pase a ser un invitado. Por consecuencia, el ser humano prefiere invitar a que lo habite aquello que conoce antes de arriesgarse a ser sorprendido por un huésped. En la AEMAC invitamos, porque en los invitados también reside la poesía, aquello que transforma y ofrece movimiento a lo estático y, por consecuencia, invitamos a ustedes a leer los poemas de la destacada escritora Angélica Santa Olaya.  


AVE POETA

(Para Sor Juana Inés de la Cruz)

¿A qué flagrancia femenina apela

el dibujarla frágil y doliente

como una rosa que la espina anhela

o fruta lista para hincarle el diente?

Falsos idearios guardabas vehemente

para quemarlos con tu luz de vela

que no se apaga, pero sí rebela

los fuegos fatuos con razón ardiente.

Palabras-lanza de tu pluma salen

como aves libres que nadie retiene

en la oscuridad tus alas renacen

indomable faro infinito enciendes

un puño que vuelo intenso propale

poema y punzón que nadie condene.

CONTIENDA

Mis lianas enredadas en tu tallo

amurallan la danza sempiterna.

Rojo manzana es el color del rayo

que enceguece vital a la linterna.

No hay lucro ni pérdida ni fallo

en el ir y venir de las estrellas.

Ni monarca ni pérfido lacayo

que no beba la miel de las doncellas.

Deliciosos licores se fermentan

entre piernas caladas de rocío

y el ombligo de Psique se revienta

cuando conjuras con tu cerco el frío;

desnudando al gemido en la contienda

que exorciza el desierto y su vacío.

HERIDAS

Aguijón venenoso que se incrusta

en mi centro y desciende hasta el origen,

mis olas reverberan con la fusta

que abate mi ansiedad tardía y virgen.

Ser comida de leones no me gusta.

La carne derrengada siempre aflige.

Gladiador en el circo no es la justa

manera de aplacar a los que exigen.

Tu saliva se esparce entre mis plumas

que alunecen cantando a tus deseos;

dame un baño en el agua donde sumas

carne, piel y despiertas a los reos

anhelos condenados por las runas:

mil gorgonas en saco de Perseo.

DE LA VERDAD

Rechazas tu reflejo en mi canción,

mi palabra es cristal que no se vende

ni es súplica a la llama que la enciende,

su aliento no requiere aprobación.

Poesía y llanto triangulan mi oración:

Lamento solitario que contiende

bajo el manto que ingrato se distiende

vistiendo de penumbra al corazón.

Mi poesía no teme ni usa escudo,

forjó su fiel coraza al son del hierro.

Su verdad es el grito de los mudos

que una vez arrojaron al destierro.

¿Tu exilio te parece ahora rudo?

Es normal, no asististe a nuestro entierro.

DESTIEMPO

Se alzaron dos pontones irrompibles

nutridos de obsidianas dilatadas

con ladrillos de barro incorruptible

al abrigo de acústicas miradas.

Tu sueño era de lúbricos reptiles

acunando serpientes en la estrada,

el mío deambulaba entre indecibles

roedores que arañaban tu morada.

Escucho tu lamento agazapado

oculto en el olvido y a destiempo

donde el polvo sucumbe al desconcierto,

vago edén cuyo cielo fue apagado

juglar cautivo de elegíaco cepo

sueño de ámbar que murió irresuelto.

SONETO DE LA MUERTE

No quiero hacer sonetos a la muerte

porque morir es fuego en la conciencia,

es canción sin oído que la entienda

y es cama fría del amante ausente.

Si la ausencia es el fin de lo clemente

y es el hueco en que anida la tristeza,

quiero atar en la pata de la mesa

el final de la cuerda de un demente.

Cabo al tris que se anude y no termine

donde mi alma circule en un desliz

no sabiendo los metros que camine.

Si será Dios o el Diablo el que define

es polvo que no cruza mi tamiz.

Yo canto, aunque la cuerda desafine.


  • Angélica Santa Olaya, 1962, Ciudad de México, poeta, escritora, historiadora y maestra de español para la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Universidad del Claustro de Sor Juana y Educación Básica. Imparte cursos de Creación Literaria para el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y diversas instituciones culturales públicas y privadas. Egresada de la UNAM, ENAH y SOGEM. Becada por el CONACYT. Primer lugar del concurso de cuento breve del diario El Nacional 1981 y del concurso de cuento infantil Alas y Raíces a los niños del Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato 2004. Segundo lugar del V Certamen Internacional de Poesía «Victoria Siempre 2008» (Argentina). Mención Honorífica en el Primer Concurso de Minificción IER/UNAM “En su tinta” 2020 y Segundo Lugar en el Concurso Semanal “Crónicas de un virus sin corona” UACM 2020. Publicada en 134 antologías internacionales de ensayo, minificción, cuento, poesía y teatro, físicas y digitales; así como en diversos diarios y revistas en América, Europa y Medio Oriente. Autora de 15 libros de poesía, cuento, minificción y novela. Su libro 69 Haikus -con dos ediciones: una española y una mexicana- fue el primer libro de literatura mexicana presentado y difundido en Emiratos Árabes Unidos en 2015. Jurado de importantes concursos de poesía, narrativa y minificción nacionales e internacionales. Participó del Primer Recital Hispano-Árabe de Poesía de la Feria Internacional del Libro de Abu Dhabi 2015 y del evento internacional Poetic Heart 2015 y 2021, Poesía por la paz, representando a México, en Dubai. Homenajeada en 2015 por la Universidad Autónoma del Carmen. Traducida al rumano, portugués, inglés, italiano, catalán y árabe.

El huracán de realidades de los Náayeris

Marcos M., quien vivió en carne propia la discriminación, logró obtener sus 2 carreras universitarias como licenciado en Educación Primaria y Educación Preescolar en el Medio Indígena y como licenciado en Administración. Crédito de la fotografía: Jazmín Ivonne Mortera Álvarez.

Por Jazmín Ivonne Mortera Álvarez

Los Náayeris son un pueblo que viven en las montañas y abarcan parte del Municipio del Nayar, en el Estado de Nayarit, México. Su historia va acompañada de resistencia revolucionaria, en el siglo XVII, fueron evangelizados por los jesuitas y luego por los franciscanos. Además, este pueblo se divide en Cora Alta y Cora Baja. El primero, refleja una realidad de pobreza extrema con caminos de terracería de difícil acceso, obstáculos para conseguir apoyos laborales y obtener comida o asistir a una clínica médica. La forma de vestir en las mujeres es falda larga y blusa de manga larga. El segundo, se caracteriza por el cambio de variante de su lengua y vestimenta[1]; sin embargo, cuentan con situaciones de pobreza en menor medida, pues la diferencia radica en que tienen más acceso al mundo laboral acercándose a municipios como Ruiz o migrando a la ciudad de Tepic. Asimismo, hay carreteras de fácil acceso y la facilidad de estudiar en la Universidad Tecnológica de la Sierra, que se ubica en la mesa del Nayar. En las siguientes líneas se relatará las formas de vivir, miradas y retos actuales del pueblo Náayeri.

Las realidades de los Náayeris de la Cora Alta

Las comunidades que forman parte de la Cora Alta son: Ciénega de los Gervacios, Huizaches, Minitas,  Rancho Viejo, Santa Teresa, Cabezas, Carrizo, El Cangrejo, Linda Vista,  Las Mesitas, las Guacamayas, Santa Anita, Ojo de Agua, la Cieneguita, entre otras.  Si bien, algo que los caracterizan a estos pueblos originarios, es la idea de que su personalidad tiene como resultado de las etapas históricas que vivieron sus antepasados y eso afectó su manera mental, psicológica, emocional y espiritual. En la actualidad, tratan de cuidar sus tradiciones orales de filosofías ajenas a su cosmovisión.

En los últimos años y con la presencia de la pandemia provocada por el  SARS-CoV-2 (Covid 19), se disparó aún más la hambruna[2], cuentan con poco maíz sembrado ya que gran parte de los cultivos han caído en manos de propiedad privada que se dedican al cultivo de la amapola[3]. A pesar de dicha situación, hay comunidades como la Ciénega de los Gervacios que buscan maneras de alimentarse y una de ellas es el caldo de huesos viejos que reciclan, maruchan, tortillas, queso que ellos mismo elaboran y de vez en cuando frijoles y carne seca. Los que tienen más posibilidades económicas comen huevo, arroz y carne, lo mismo aplica para toda la Cora Alta. Por su parte, se puede observar que algunos  náayeris para salir de su realidad son adictos a la Coca-Cola, alcohol, solventes y toncho.

Otra realidad de estos pueblos originarios, es el manejo de políticas públicas diseñadas a partir de creencias para respetar sus usos y costumbres. En un caso específico, la campaña de «Techos de cartón» para la población se creó para que tuvieran una vivienda “digna” la cual se llevó a cabo en todo el municipio del Nayar, a partir de los últimos gobiernos. Sin embargo, dichas formas de pensar hacen creer que los gobiernos aún no se han involucrado de lleno para co-crear en conjunto nuevas estrategias y diseños para que los originarios vivan con la parte tradicional y moderna, buscando el balance y equilibrio que no interfiera en su modo de vivir; por ejemplo, crear reuniones para explicar los beneficios y consecuencias de seguir cocinando con leña dentro de los hogares en donde no hay ventilación.

En su cotidianidad, la mayoría de los habitantes de la Cora Alta no cuentan con baño, existe un sitio especial al aire libre en donde hacen sus necesidades, van al río a ducharse y a lavar su ropa, para llegar a él caminan alrededor de 2 a 3 kilómetros. Es preciso comentar que muchas de las casas de esta comunidad son de madera de 4 metros de largo por 3 de ancho aproximadamente; según ellos, son de ese tamaño porque así están más calientitas. Recordemos que viven entre las montañas en donde el clima es extremadamente frío, llegando a caer nieve en partes como Santa Teresa y rancherías cercanas, por mencionar algunos sitios.

Los nuevos Náayeris

Cabe resaltar que muchas personas de la Cora Alta, se encuentran en modo de supervivencia, es decir, que no tienen el tiempo para cuestionarse la realidad que viven, pues están en la búsqueda continua de “tener para comer”. Sin embargo, existen aquellos llamados «rebeldes» como Jacinto Canek y Rey Nayar, que van alentando a sus comunidades a hacer las cosas diferentes, retomando sus saberes y cuestionando su realidad. El mayor reto es que aprendan a pescar, que salgan del victimismo, y se den cuenta que tienen una herencia y legado ancestral para re-aprender a vivir en armonía tanto con la Madre Tierra y los nativos y no nativos.

Varios adolescentes deciden bajar de las montañas al bosque de cemento para cumplir un sueño universitario, como ejemplo tenemos el caso de Marcos M., quien vivió en carne propia la discriminación, la incomprensión por parte de algunas personas que no son nativas y que no conciben el mundo como ellos lo hacen; a pesar de esas situaciones, logró obtener sus 2 carreras universitarias como licenciado en Educación Primaria y Educación Preescolar en el Medio Indígena y como licenciado en Administración. Además, es el creador de su propia marca de ropa “Chim+iri”, que hace alusión a los bordados y colores de su pueblo. Este joven eligió innovar buscando el balance entre lo tradicional y moderno, pues sabe que estamos en una constante evolución. Es importante resaltar que él es uno de los primeros del pueblo Náayeri de la Cora baja en sacar su propia marca. Más jóvenes como Marcos, han bajado de su lugar de origen para estudiar la Universidad, como lo es Cosme y Edisa, la mayoría de ellos estudian en la Universidad Autónoma de Nayarit, Campus Tepic y en la Universidad Pedagógica Nacional, Campus Tepic. Sin embargo, mucho de los retos que ellos viven son el hambre, desnutrición y discriminación. A pesar de todo esto, salieron adelante y están superando esas terribles situaciones, gracias a que se van tejiendo redes de apoyos para estudiantes de pueblos originarios.

Finalmente, el reto para los Náayeris y todo el pueblo ancestral, consiste en abrazar la historia que les han contado de generación en generación para cargarla de nuevos sentidos y significados, cuestionarse con una nueva mirada y recuperar las memorias de los ancestros para volver a trabajar en su comunidad. En definitiva, las nuevas generaciones juegan un papel muy importante y decisivo, pues en sus manos está el seguir con el pensamiento de sus abuelos o re-significar todo lo que les han dicho para co-crear una comunidad en donde todos salgan beneficiados, teniendo como pilares sus raíces bien definidas y valores, ya que ha llegado la hora de trascender e ir más allá; así como Marcos lo está haciendo, que sin darse cuenta motiva a su comunidad a que se puede estudiar una carrera universitaria y que también se puede emprender un negocio propio, llevando por doquier el alma de sus raíces ancestrales.[4]


  • Jazmín Ivonne Mortera Álvarez es licenciada en Historia por la Universidad de Guanajuato, México.

Referencias:

[1] Para las mujeres de la Cora Baja su falda es corta de tablones y ligera con una blusa de manga larga, esto es debido al clima caluroso.

[2]Para comprender mejor lo expuesto con esto queremos explicar que antes de la pandemia, las personas de la Cora Alta bajaban a la costa para trabajar, y a raíz de dicho suceso mundial, esto ya no ocurrió más, dado que la población comenzó a tener  miedo a contagiarse. Además, hubo despidos masivos por dicha situación y es por eso que se vuelve parte de una de sus realidades extremas.

[3] Con esto nos referimos a que parte de terrenos náayeris se han vuelto  propiedad de personas interesadas y algunos pobladores han llegado a expresar que dichos terrenos son los de las barrancas, dado que por el clima del lugar es propicio para la siembra de amapola; esto último, no nos consta ya que en ningún viaje se dio acceso para llegar a esos terrenos, lo que sí sabemos es parte de los  testimonio de pobladores que expresan temor por el trabajo de “rayar la amapola”, pues según las personas llevan a trabajar a los niños para dicha actividad. Es necesario recalcar que es lo que la gente cuenta; por lo tanto, forma parte de una de tantas realidades del pueblo náayeri.

[4]Este artículo es el resultado de una  investigación con base de una expedición personal en el Nayar que comenzó en el 2018 y culminó en el 2020.

XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes, 2021

El escritor mexicano Jesús Manuel Cuén Gamboa es el organizador del Encuentro Internacional Poetas Migrantes. Crédito de la foto: https://www.facebook.com/cuenmanuel

Comunicado de Prensa:
Asociación de Escritores de San Luis Río Colorado, Sonora, México

La décimo cuarta edición del Encuentro Internacional Poetas Migrantes deberá convertirse en una verdadera Fiesta de la Poesía, pues debe significar el reencuentro de este noble arte con la ciudadanía. Unos 100 poetas participan este año. Lo están haciendo en forma virtual, debido a la pandemia, enviando video poemas grabados, mismos que serán programados y luego transmitidos por la página de Facebook XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes entre el jueves 14 y el viernes 22 de octubre de 2021. Los poetas registrados hasta hoy, provienen de países como México, Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Argentina, Inglaterra, Puerto Rico, Nicaragua, Panamá, Francia, Colombia, República Dominicana, Chile, Bolivia, Cuba, España, Reino Unido, India y Egipto.

La agenda

Los días jueves 14 y viernes 15 de octubre se realizará el Festival Luna de Octubre, en coordinación con la Dirección de Parques y Recreación de la Ciudad de San Luis, Arizona. Será un evento virtual, que se programa a partir de las 18:00 horas y contempla las participaciones musicales del grupo Il Sole y el trovador Abelino Alvarado, además se programa una selección de videopoemas de los escritores participantes en poetas migrantes.

El lunes 18 de octubre a las 10:00 horas en la Universidad Estatal de Sonora, se realizará la ceremonia de inauguración del XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes. El mismo día, a las 10:30 horas, Iván Vergara, de España, impartirá la charla: “Plataforma Placa, una experiencia poética donde confluyen las artes y las nuevas tecnologías” e inmediatamente después, un concierto con música de ópera y canto tradicional mexicano a cargo del grupo local Il Sole. Por la tarde, de 17:00 a 18:00 horas, la poeta chiapaneca Chary Gumeta, coordina la mesa de lectura de poesía: “Mujeres poetas internacional”. El martes 19, a las 17:00–18:00 horas, la misma poeta Chary Gumeta, coordina la mesa de lectura de poesía: “Centroamérica poética”.

El miércoles 22, a las 10:00 horas, Gerardo García García presenta la charla: “Contraportada. Podcast literarios”. Mientras que a las 17:00 horas, Chary Gumeta coordina y presenta una mesa de lectura de poesía con el tema: “Lectura de poetas latinoamericanos”. Por lo que respecta al jueves 21 de octubre, se ha programado a las 10:00 horas, la “Presentación de la novela Ximena” de Fernando Vela López, con las participaciones de Norma Zamarrón y el autor. Mientras que a las 17:00 horas, la escritora local Carina Arguilez Díaz, presenta una mesa de lectura de poesía: “Literatura y Feminismo: Poesía en voz de sus autoras”.

El viernes 22 de octubre a las 10:00 horas se ha programado una mesa de lectura de “Poesía Salvadoreña”, que es coordinada por Georgina Pérez de Novoa. Mientras que a las 17:00 horas, se presenta el libro “Ciudad de Robots” de Maribel Benítez Osorio. A las 18:00 horas, en forma presencial, en La Cafeleería: “Lectura presencial de poesía”, con los poetas: Margarita Ramírez Morales, Garrett Smith, Miguel Carranza, Aída Torres Sánchez, Alicia Hinojosa, Carina Arguilez Díaz, Héctor Hinojosa, Lourdes Grijalva y José Luis Pérez González. También en forma presencial, a las 19:00 horas, la presentación del libro “Ciudad de Tinta” de Guillermo Velázquez Breña y “Desde la piel”, de Miguel Carranza. Para finalizar, a las 20:00 horas, la presentación libro “Al fondo del camino”, de Oralia López Serrano.

Poetas que migran

El Encuentro Internacional Poetas Migrantes es organizado por la Asociación de Escritores de San Luis Río Colorado, Sonora. Se trata de un proyecto literario que surgió con el propósito de dar voz a un sector de la sociedad que por lo general no la tiene: los migrantes. La migración de los seres humanos es un fenómeno mundial que está presente en todas las épocas de la historia y en todas partes de nuestro planeta y los poetas no escapan a esta realidad. Por el contrario, es justamente el poeta quien con mayor frecuencia se convierte en un trotamundos. Este pretende ser el encuentro de los más destacados poetas cuya condición de migrantes, los hace vivir una situación especial y esta se ve reflejada, de alguna manera, en su obra.

Para descargar la agenda general clic aquí

Contacto: manuelcuen@gmail.com

Poemas de Karloz Atl: escritor, gestor cultural y poeta náhuatl mestizo

Carlos Ascensión Ramírez Méndez | KARLOZ ATL (CDMX, 1988). Director del Centro Transdisciplinario Poesía y Trayecto A.C. Foto: Maryed Soriano.

Los siguientes poemas del libro inédito «Tenochtitlan 420», se publican como parte de un convenio de colaboración entre la Asociación de Escritores de México (AEMAC) y el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, con el propósito de promover a la literatura mexicana a nivel internacional.

Presentación

Por Obed González Moreno
Presidente interino en la Asociación de Escritores de México (AEMAC)

El lenguaje es movimiento y transformación. Las antiguas culturas creían que en las palabras existía algo mágico, una sustancia que permitía que todo se creara o se destruyera. Las palabras contienen una fuerza descomunal que envía al cielo o al infierno a quien las recibe. El lenguaje incluye o excluye, estigmatiza e idealiza, ésa es la función que también posee y todos, como reflexionara Wittgenstein, habitamos en el lenguaje a pesar de que en ocasiones el mismo lenguaje nos envíe a la soledad y el abandono. Existe una prueba de ello en lo que se llama La muerte vudú, tradición que se ejerce en algunas comunidades donde el brujo del lugar por medio del poder de un lenguaje secreto que —según él— sólo está a su disposición, ejerce poder sobre sus habitantes. Si el brujo solicita un favor a alguno de los nativos del lugar y éste se niega a ofrecérselo, él no dice nada, pero lo espera en un lugar estratégico de la plaza pública donde todos puedan observar y en una oportunidad se presenta frente al ciudadano y le arroja un maleficio, el cual lo condena a él y a todos aquellos que lo ayuden o le hablen, dejando a éste pobre ser en la soledad, el abandono, la incomunicación y la enfermedad, porque nadie se le acerca ni vende alimento por temor a ser malditos también. Al paso del tiempo, quien ha sido condenado por el brujo, comienza a enfermar hasta que percibe la proximidad de la muerte para él y su familia y, no teniendo otra alternativa, asume buscar al brujo y en medio de la plaza pública ofrece disculpas y pide perdón convenciéndolo de que le permita realizar la encomienda solicitada anteriormente, tomando una posición de degradación y humillación. El brujo, de una manera magnánima y orgullosa, al ver el sometimiento de su condenado quita la maldición e invita al pueblo a que lo ayuden y ofrezcan comida, de ésta forma es como comienza otra vez a pertenecer a la comunidad y a ser dueño de su alma nuevamente. El lenguaje en apariencia es una incongruencia que implícita y posee un orden, pero siempre es movimiento y transformación, así también acontece con las ciudades donde algo de mágico se integra en ellas, esto es lo que les invitamos a observar en los poemas de Karloz Atl.


Tenochtitlan 420

I

Tengo un grinder lleno de mota, una laira y mi pipa

y no quiero dejar pasar

este instante en que estoy ipan inin tonalpa

en la última afluente del Río Magdalena Nonana

al sur de la CDMX en el barrio de Santa Catarina en Coyoacan

en época prehispánica llamado Omac entre dos aguas

Casa del Señor de Atenco Omac

donde estaba su Tecpan o Tecpancalli

hoy iglesia.

II

El Río es mi madre

Chalchihuitlicue

vengo a rezarle

            a darle gracias

            a fumar hierba

            a estar con ella

para que brote

y reviré el Anahuac

con su flujo milenario santo

ahora Avenida Universidad

con un parque pequeño

en el margen de su cause

causa por la cual

neha

su hijo bendito

gota de lluvia

me humedezco de mirarle

with el humo ipan notentli

la Tenochtitlan 420

está en mis labios.

III

En el año Omecalli

llegaron les mexicas al islote

y en mil quinientos veintiuno llegó la cannabis

en forma de cuerda de cáñamo

rápido

se integró         al uso textil

            medicinal

 

            ritual

como ya se practicaba con     

la carne de los dioses              teonanacatl      los hongos

                                                            tololoatzin       la semilla de la Virgen

                                                            picieotl            yetl      tabaco

 

Fray Juan de Zumárraga

aseguraba

que para ser felices a los indígenas les hacía falta mariguana.

IV

En 1920

penalmente se prohibió el uso de la yerba

ya con el corrido de La Cucaracha

cantándose en las bocas que la fumaban

cien años después hace apenas segundos

comienza a legislarse

el uso de esta planta nacida

para curar

en un pacto simbólico milenario sin ley

entre la humanidad

y la madre tierra

Tonantzin Tlalli Coatlicue.

V

Imagina recostarte como en un petate

en medio de un churro

ahuializtli de aroma a limón envuelto

arropade en una sábana

con un filtro de cartón de incienso

encendido en la punta

con los pies de fuera

tibios y luego calientes

 

como Cuauhtemoc en medio de la tortura

consumide por completo

ofrenda de humo elevada in ilhuicatl al cielo

 

dicen que no todes les sacrificades

del tlacamictiliztli

estaban dispuestes a morir

recostades sobre el techcatl piedra de sacrificios

 

eran de otros pueblos

others altepemeh

 

igual la marihuana

que fumamos comúnmente

in the cities

es sembrada por manos indígenas

pueblos obligados a trabajar para el narco.

VI

Todo está muy intenso

con esto de que se cambian los nombres

de calles y monumentos

a por unos de reivindicación Tenochca

antigua y legítima de estos territorios fundados sobre un pasado lacustre

ahora calzadas y colonias enteras

sobre lo que fue un lecho de cinco lagos

el Anahuac

 

el Árbol de la noche triste es ya el Árbol

de la noche victoriosa

 

Avenida México – Tacuba Tlacopan por donde salieron huyendo los españoles

es ya

México – Tenochtitlan

 

en las Chinampas de Xochimilco

hay quienes cultivan milpa

y          entre las plantas cuidan matas de mota

growers mexas chilangos cuenchiuhquimeh

mariguana sin sangre

brotada junto a maíces, chiles y calabazas

in tlactipac

en esta tierra milenaria.

Karloz Atl, verano 2021, del libro inédito: «Tenochtitlan 420».


  • Carlos Ascensión Ramírez Méndez | KARLOZ ATL (CDMX, 1988). Poeta náhuatl mestizo. Gestor intercultural. Director del Centro Transdisciplinario Poesía y Trayecto A.C. Miembro de la Asociación de Escritores de México. Ha presentado su obra en Brasil, Cuba y Perú; así como enlazado virtualmente hacia Argentina, España, Italia, Chile, New York y Colombia. Premio Interamericano de Poesía Navachiste 2019 con el poemario místico “Espina”. Aparece en diversas cápsulas televisivas, documentales, sitios web, revistas y antologías. Es programador, conductor y productor de diversos festivales, encuentros y ciclos de poesía en voz alta y poetry slam desde 2011, resaltando el Slam Virtual MX  2020-2021; Slam Nacional MX2017 y 2019; Santa Slam:  Tira verbo, Tira barrio 2018-2019; Slam de Poesía en Lenguas Originarias, 2017-2020. Es uno de los mayores exponentes de la poesía performance y el spoken word a nivel nacional. Entrecruza literatura, arte acción, gif art, arte comunitario, oralidad, intervención de espacios, danza, música, arte terapia y ritualidad en sus procesos creativos. Su obra se ha llevado a la danza, las artes escénicas, la música y el cine en colaboración con gran cantidad de artistas.

El cielo es el límite. Un hombre sin barreras: Dr. Alejandro Madrigal

El doctor mexicano Alejandro Madrigal es un referente mundial en el campo del trasplante de células madre. Fotografía: Cortesía del Dr. Madrigal.

Por Mónica González Velázquez

Después de 27 años de ser el director científico fundador del Anthony Nolan Research Institute en Londres, Inglaterra, ¿usted se retiró en el 2020?”, “Aunque me retiro de mi papel de director científico del Anthony Nolan, planeo continuar como profesor de hematología en la UCL y el Instituto del Cáncer, y trataré de refrescar mis neuronas realizando algunas sesiones clínicas en la UCL Hospital y Royal Free Hospital, en mi papel de médico adscrito honorario. Además, pretendo seguir colaborando con el Banco Catalán de Sangre y Tejidos (BST) en Barcelona como profesor visitante y asumí el cargo de líder de terapias avanzadas UNiKAR en 2021. También tengo una colaboración en México con el Grupo Xalud como director científico, una iniciativa maravillosa en el Estado de Quintana Roo que me ilusiona, porque tendrá gran impacto en la comunidades que requieren nuevos tratamientos”.

Con éste párrafo, comienza la entrevista: “Alejandro Madrigal: Un hombre del Renacimiento. Médico, científico, escritor, artista y músico mexicano” (Reino Unido, Estados Unidos y México, 2021). Publicación editada por el Mexican Cultural Centre (MCC), nos presenta al orgullo para la medicina e investigación científica mexicana: Dr. Madrigal. Un referente mundial en el campo del trasplante de células madre y de histocompatibilidad e inmunogenética, cuyo trabajo de investigación seminal ha sido la plataforma de muchos de los recientes avances en la ciencia, que han dependido del trasplante de médula ósea. Educado en las mejores universidades del mundo como Harvard, Stanford, University College London y la UNAM.

La presente publicación fue posible, gracias a las conversaciones que el Mtro. Eduardo Estala Rojas, sostuvo entre México y el Reino Unido, de marzo a agosto de 2021. En dichas conversaciones, el Mtro. Estala Rojas, a modo de entrevista nos dio a conocer la trayectoria profesional, y las circunstancias adversas que se atravesaron en el camino del Dr. Madrigal para llegar al éxito. Sin embargo, cualquier obstáculo fue menor para un hombre cuya perseverancia, pasión por el estudio y la ciencia médica, lo llevaron a cumplir con éxito todas sus metas: “Sí que fueron muchos años de escuelas y universidades, si los cuento todos, fueron 6 de primaria, 3 de secundaria, 3 de preparatoria, 6 de medicina, 4 de especialidad de medicina interna, 3 de investigador visitante en Harvard, 4 de doctorado en el Reino Unido, y 4 de posdoctorado en Stanford. ¡Un total de 33 años!”.

Para el Dr. Madrigal, nunca existieron límites. Luego de su estancia en Harvard por tres años y tras mirar un anuncio en la revista Nature, les mandó una carta donde describía su experiencia y adjuntó copia de su trabajo. Esto le valió estudiar en Londres con la profesora Julia Bodmer en el Imperial Cancer Research Institute. Después de una entrevista de admisión, el comité evaluador le ofreció una beca y un lugar en el ICRF como investigador clínico y comenzó su doctorado en 1985, en el Lincoln Inn Fields, y simultáneamente una rotación clínica en el Hospital St Bartholomew. En 1989, se mudó con su esposa a Stanford. Luego en marzo de 1992, leyó un pequeño anuncio en la revista Nature que decía: “El Anthony Nolan Bone Marrow Trust está buscando un destacado médico científico para liderar un pequeño grupo, en las áreas de investigación en complicaciones, después del trasplante de médula ósea. Si está interesado, comuníquese con el profesor John Goldman en el Imperial College, Londres”.

Una vida como la del Dr. Madrigal, es digna de un libro. De hecho, ya escribe su autobiografía, la cual se titularía: “Si no eres capaz de vivir por lo que crees”.  Existe el antecedente de la publicación de dos novelas: Nosotros, la primera de ellas, la cual narra en forma novelesca la historia de sus ascendientes. En ella hay muchos testimonios: actas de nacimiento, bodas y defunciones; las cuáles consiguió el Dr. Madrigal de forma casi detectivesca; además de cientos de fotos de sus abuelos, padres y seres queridos, los cuales ilustran sus páginas. La segunda: Días de rabia, es una ficción que narra las vivencias, satisfacciones y vicisitudes, de un joven doctor durante su estancia de Servicio Social al término de sus estudios médicos.  Así fue, que un pequeño anuncio de revista, aunado a su tenacidad y constancia, cambió la vida del Dr. Madrigal, para el bien de la humanidad con sus contribuciones médicas y científicas.


Para descargar el libro digital clic aquí.


  • Mónica González Velázquez (Ciudad de México, 1973). Egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (UNAM). A la par cursó el Diplomado de Creación Literaria en la Escuela de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Editora y poeta. Directora de miCielo ediciones, una editorial especializada en poesía y ediciones alternativas.

El libro “Quarentena and beyond” reúne a 47 voces globales

Ada Gartenmann, coordinadora del libro y benefactora de la organización global: She Inspires Me Awards (SIMA), en el Reino Unido. Fotografía: SIMA, 2021.

COMUNICADO DE PRENSA:
She Inspires Me Awards (SIMA)

La idea de publicar este libro me llegó en medio de la crisis de la pandemia mundial de 2020. Son momentos como estos cuando todos necesitamos apoyo, aliento y una fuente de inspiración para seguir adelante”, indicó Ada Gartenmann, CEO y fundadora de la organización sin fines de lucro She Inspires Me Awards (SIMA), en el Reino Unido.  

En el libro “Quarentena and beyond” (Londres, Reino Unido 2020), encontrarán 47 historias de líderes, figuras públicas y celebridades de 32 países, que ayudarán a los lectores a sentirse verdaderamente inspirados y motivados para usar la crisis de 2020 a su favor y transformar sus vidas positivamente.

“Queremos que nuestros lectores encuentren fuerza y motivación para seguir adelante en esta pandemia, adaptarse al nuevo entorno y crear una mentalidad de éxito en lo que realmente desean en la vida”, señaló Gartenmann, coordinadora del libro y benefactora de SIMA.

El cien por ciento de las ventas de este libro, se donan a tres organizaciones benéficas seleccionadas cuidadosamente por el consejo consultivo de SIMA: Fundación Santa Inés (programa de nutrición y educación); Mothers Helping Mothers Inc. (educación y empoderamiento a diez madres); Mauricio Amuy’s Foundation (regalos navideños a niños y niñas de bajos recursos económicos).

“La misión de SIMA y el libro, es ayudar a que los niños de extrema pobreza y sobrevivientes de violencia intrafamiliar, tengan sus cosas básicas: educación y nutrición, desarrollando un sistema sostenible en donde ellos puedan contar sus propios testimonios a través de libros o métodos de lecturas”, agregó Gartenmann, líder multipremiada por su labor altruista en diversos países del mundo.

La organización global SIMA, promueve la inclusión y la diversidad para inspirarse, apoyarse y apreciarse mutuamente, hombres y mujeres de diferentes países. Reconocer el trabajo que están haciendo estos líderes en sus comunidades alrededor del mundo. 

“Como visionaria pienso que la vida es dar y recibir, éste estilo de vida permitirá entrar en la abundancia humana y motivar a la sociedad a que si nosotros descubrimos el poder de dar, especialmente en ésta crisis, sin esperar nada a cambio, podamos construir un mundo más generoso y consciente, esto ayudará al medio ambiente y la violencia va a disminuir; los niños van a comprender que es muy importante tener una conciencia despierta para enfrentar la vida diariamente”, expresó Gartenmann.

Ensayo de René Crespo: escritor, gestor cultural y videoasta mexicano

René Crespo es escritor y videoasta, estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica. Crédito de la fotografía: Asociación de Escritores de México A.C.

El siguiente ensayo se publica como parte de un convenio de colaboración entre la Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC) y el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, con el propósito de promover a la literatura mexicana a nivel internacional.

Presentación

Por Obed González Moreno
Presidente interino en la Asociación de Escritores de México (AEMAC)

La muerte es uno de los misterios más profundos e impenetrables para el hombre. Es por medio de ésta concepción que el ser humano encuentra sentido a la vida y —escriben algunos gnósticos y místicos— el mito es, tal vez, la narración que contiene el secreto de la muerte de una manera que nosotros no podemos desentrañar. Posee una verdad oculta que está cifrada en los signos, en el símbolo o en el sonido, quizá el silencio es lugar donde todo se presenta. Para algunos la muerte es algo espeluznante y terrible, un acontecimiento al cual hay que huirle y para otros es liberarse del cuerpo, de lo material, la separación del sufrimiento que causa la vida a consecuencia de lo doloroso que es transitar en ella. Para algunos más, la muerte sólo es un puente hacia otra realidad, una de tantas que existen dentro del multiuniverso. Para otras personas es sólo el paso para ser otro después de experimentarla y algunos más creen que es el lugar a donde se pagará todo lo hecho en la vida dependiendo sus actos, mientras que en la concepción de otros más es la nada. La muerte como sinónimo de destrucción también es el renacimiento, sólo que ésta no es parte de otra realidad, una exterior a este mundo sino una realidad dentro de sí mismo y dentro de este mundo como una oportunidad para ser, para parirse nuevamente después de haber muerto el anterior ser que se fue. Lo que es cierto es que la muerte es la única verdad que todos los humanos ostentamos, la insuperable certeza que todos poseemos, todo lo demás es incierto e impredecible en la vida, fallecer es lo único de lo cual podemos presumir estamos ciertos. Los invitamos a leer el ensayo de René Crespo sobre estos avatares que viven dentro de nuestras expectativas.


QUÉ HACER ANTE LA MUERTE SEGÚN EPICURO

Parte 1 de 3

Ante nuestra atónita mirada, este último año hemos visto llegar una epidemia como en esos grabados antiguos en los que una calavera con su guadaña sega las vidas humanas. Hemos sabido de amigos y familiares, de personas cercanas o lejanas que se han ido de esta vida. El siguiente es un testimonio que data del segundo milenio antes de nuestra era que muestra el pesar que provoca la muerte.

Se lamenta Gilgamesh por la muerte de su amigo Enkidu:

Durante seis días y siete noches le he llorado,

hasta que un gusano se cayó de su nariz.

Temiendo la muerte ando errante por la estepa;

            el problema de mi amigo pesa sobre mí.

Por caminos lejanos ando errante por la estepa;

            el problema de Enkidu, mi amigo,

            pesa sobre mí.

¿Cómo puedo estar callado? ¿Cómo puedo estar quieto?

¡Mi amigo, al que yo amaba, ha vuelto a ser tierra!

¿Tengo que tumbarme como él

para no levantarme ya nunca más? [1]

El desconsuelo que describen estas palabras plasmadas en tablillas cuneiformes es una constancia del dolor que el mítico Gilgamesh siente por la muerte de su amigo; sabe que será imposible reencontrarse de nuevo con él. Podemos decir que él mismo también es consciente de lo inevitable de su propia muerte. Pero no sólo hace 4000 años la muerte era una experiencia temible. Nuestra época, que se considera a sí misma la más adelantada, puede mostrarse orgullosa de haber superado muchos límites de épocas anteriores en muchos aspectos (y en otros no tanto) pero es evidente que no puede presumir de ser ajena a ese terror. Muchos recursos monetarios, científicos y mercadológicos se invierten ahora mismo para ofrecer productos o servicios con la promesa de atajar la muerte o al menos alejarla cuanto sea posible; cualquier tipo de técnicas, aparatos y compuestos químicos han sido probados con ese propósito. De ello dan cuenta las siguientes ideas futuristas que recuerdan el ancestral anhelo de la inmortalidad. Nos cuenta Michael Harris en su libro Solitud:

Por unos diez dólares al mes, este servicio recopila tu información personal para crear un avatar que te sustituya cuando hayas muerto. Ese avatar sabrá todo lo que valga la pena saber de ti […] También se parecerá a ti y conversará con los usuarios para que estos se sientan conectados, si no exactamente contigo, al menos con la encarnación de tu baba digital. En cierto modo, lo que ofrece Eterni.me es un Skypee del más allá.[2]

Vivir como un avatar quizá no sea suficiente dado que de cualquier manera la persona habría dejado de existir. No obstante, también se augura la posibilidad de estar en un constante proceso de autorreparación a partir de pequeños robots capaces de eliminar el deterioro natural del cuerpo. Leemos en Solitud:

El futurista e informático Ray Kurzweil lleva años diciendo que pronto podremos fundirnos mentalmente con los ordenadores. En 2029, asegura, los ordenadores tendrán una vida emocional tan verosímil como la de cualquier ser humano. En 2030, llenaremos el cuerpo de millones de nanorobots que reconstruirán el sistema inmunitario, eliminando las enfermedades y permitiéndonos añadir un año de esperanza de vida por cada año en tiempo real (el propio Kurzweil aspira a llevar siempre la delantera y no morir nunca).[3]

De hecho, en la actualidad contamos con muchas otras propuestas ingeniosas que pretenden librarnos de la muerte, por ejemplo, la criogenia, en la cual el sujeto se congela por tiempo indefinido hasta que llegue a descubrirse la cura de todas las enfermedades (se dice que Walt Disney está criogenizado, al parecer es sólo un rumor con algún fundamento, pero falso); o la de crear un holograma de la estructura cerebral del individuo en una potente computadora del futuro supuestamente indestructible y que teóricamente sería una versión del mismo ente con la misma personalidad y los mismos recuerdos, pero en un plano digital. Todas estas ideas tienen en común el mismo anhelo que se encuentra en la búsqueda de la piedra filosofal de los alquimistas chinos, árabes o europeos, también una incesante exploración por el elíxir de la vida eterna o en las múltiples expediciones para encontrar la “fuente de la eterna juventud” en las más diversas geografías del planeta.

Se puede considerar que la intención de huir de la muerte es algo que compartimos con muchas otras formas de vida y es justo la conciencia de nuestra propia finitud una característica que consideramos como esencialmente humana. Desde la arqueología se argumenta que los hallazgos de ofrendas funerarias datados en decenas de miles de años son asumidos como pruebas que indican el surgimiento de la capacidad de simbolización y, por lo tanto, de la cultura. Es así que la muerte en su realidad biológica ha acompañado el devenir de toda la historia de la humanidad.

Veremos que para el antiguo filósofo griego Epicuro todos esos ingeniosos, rocambolescos e inútiles afanes pasados, presentes y seguramente futuros para alargar la vida de manera artificial son, al final de cuentas, obvias manifestaciones del temor a la muerte, un instinto que el ser humano no ha logrado, y quizá nunca logre superar. Para Epicuro ese temor profundo sin duda causa mucho sufrimiento, además trae consigo muchas consecuencias negativas que propone podemos evitar.


  • René Crespo, Ciudad de México. Escritor y videoasta. Estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica y ha escrito varios guiones de corto y mediometraje, adaptó el cortometraje Dr. Otto del cuento Los locos somos otro cosmos del libro Las vocales malditas de Óscar de la Borbolla. Ha participado como organizador y gestor de ciclos de audiovisual en distintas ferias del libro como la Feria Internacional del Libro en el Zócalo, entre otras. Ha participado como ponente en distintos eventos como Metrópoli 360°: Diálogo y encuentro en torno a los Derechos Culturales, entre otros. Participó con el capítulo Algunos apuntes acerca de la pirámide en el libro: La pirámide: Un ensayo de autogestión cultural y es parte del Consejo Editorial de la Colección Colores primarios de la Asociación de Escritores de México A.C. En la siguiente liga se puede apreciar el audiovisual Dr. Otto: https://asociaciondeescritoresmex.org/mxwp/?tag=rene-crespo

Referencias:

[1] Tabla X, columna II, texto asirio, Poema de Gilgamesh.

[2] Michael Harris, Solitud, p. 186

[3] Ibidem, p. 188. 

 

Presenta en Guanajuato conferencia magistral sobre masonería el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas

El ponente de la conferencia, el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, posee los doctorados en Ciencias, Summa cum laude, con especialización en Química, en Matemáticas, doctorado en Filosofía, Summa cum laude, con las especializaciones en Biología Molecular, en Matemáticas y en Educación. Foto: Eduardo Estala Rojas.

Por Gustavo Cabrera Flores

Las actividades correspondientes a la exposición: “Un Simbólico Palacio Guanajuatense. Nobleza, Poder y Belleza”, sin precedentes históricos, concluyeron con la interesante conferencia magistral denominada “Vigencia de la Simbología Masónica en la Semántica Moral del Siglo XXI”, sustentada por el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, Muy Poderoso Soberano Gran Comendador y Gran Maestre de la Orden del Supremo Consejo de Grandes Inspectores Generales 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, para la Jurisdicción de los Estados Unidos Mexicanos.

Este magno evento, se llevó a cabo el jueves 2 de septiembre del presente año, en el Museo Palacio de los Poderes, localizado en el centro histórico de la ciudad de Guanajuato, México. La presentación de la conferencia magistral estuvo a cargo del Dr. José Humberto Zenteno Manzano, Ilustrísimo Primer Gran Teniente, quien enfatizó que lo anterior ha sido el resultado de la confluencia de talentos de la sociedad guanajuatense por tanto la masonería externa su reconocimiento a las autoridades estatales como municipales, en especial al Lic. Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de la entidad, a la Lic. Adriana Camarena de Obeso directora general del IEC, al Mtro. Arturo López Rodríguez, director de Museos del IEC, al Mexican Cultural Centre (MCC) y a su dirigente y fundador Eduardo Estala Rojas, al Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, así como a la Muy Respetable Gran Logia del Bajío.

Durante su intervención, expuso una breve reseña de la historia de las logias masónicas en América Latina, puntualizando que recién despuntaba el siglo XIX cuando los liberales se sumaban a los movimientos libertarios dentro de sus respectivas naciones a través de las logias Lautaro, situación la cual tendría verificativo a consecuencia de las grandes transformaciones sociales impulsadas por los masones, después de la revolución francesa y de la independencia de los Estados Unidos.

Aseveró que en México al finalizar el movimiento de Independencia, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y el Rito York, perfilaron la visión social de la nueva nación generándose una pugna entre éstos, dando origen a puntos de vista encontrados entre conservadores y liberales. Es en este escenario donde surge el Rito Nacional Mexicano como una opción de corte nacionalista.

Indicó que durante 1860 fue fundado el Supremo Consejo de México en el puerto de Veracruz, para 1865 aparece otro Supremo Consejo en la capital de nuestro país y hacia 1868 ambos Consejos se fusionan en uno solo, y así a principios del siglo XX los grandes liberales de México, perfilaron una nación moderna, lo cual derivó en la revolución mexicana de 1910, pues se pretendía formar un país con más justicia social.

Subrayó que debido a ello, el Supremo Consejo de Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, pretende crear una masonería liberal y filantrópica, con pleno respeto a los derechos humanos y a la libertad de conciencia y de expresión, porque se desea tener un nuevo orden dentro del caos.

Agregó que “la instrucción masónica se realiza a través de símbolos como la escuadra y el compás, donde la escuadra traza líneas rectas que es la rectitud que debemos observar en nuestra vida, comunidad y país, mientras que el compás sirve para realizar figuras perfectas como el círculo y nos ayuda a delimitar nuestro campo de acción y no invadir el de otras personas”.

El ponente de la conferencia, el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, posee los doctorados en Ciencias, Summa cum laude, con especialización en Química, en Matemáticas, doctorado en Filosofía, Summa cum laude, con las especializaciones en Biología Molecular, en Matemáticas y en Educación, así como la licenciatura en Ciencias Químicas.

Además es propietario y director de la División de Generación, Innovación y Transferencia de Conocimiento BIOTEKSA; propietario y presidente del Instituto de Investigación Lightbourn A.C., ex consejero de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, creador, generador y desarrollador de diferentes tecnologías dentro de la Biología Vegetal. Es miembro activo en Inglaterra de la prestigiosa The Royal Society of Chemistry, de la American Chemical Society, la American Society for Biochemistry and Molecular Biology, la American Organization of  Analytical  Chemistry  y la American Society of  Plant Biologist; asimismo,  ha recibido diversas distinciones y premios, publicado numerosos artículos en revistas especializadas y sustentado un considerable número de conferencias.

Durante su intervención, el Dr. Luis Alberto Lightbourn, enfatizó que no estamos bien en México ni a nivel mundial, pues al salir nos enfrentamos a un mundo hostil: citando los casos de Chiapas con los migrantes centroamericanos y de Afganistán con los talibanes, por lo tanto la masonería debe de trabajar más en favor de su comunidad.

Igualmente hizo referencia a la utilización de la semiótica y la semántica por parte de pequeños grupos para cambiar la manera de ser y pensar de las mayorías, manipulando especialmente a los jóvenes sobre lo que es supuestamente lo más moderno, lo cual ha provocado que las multitudes salgan a la calle para destruir y grafitear, aduciendo que eso es libertad de expresión.

Especificó que actualmente lo que se requiere son soluciones y no opiniones ni puntos de vista, pues eso lleva a las confrontaciones y las polarizaciones en donde aparecen los buenos y los malos, generando esguinces o fracturas al interior de la sociedad que impiden su unión y la hacen más frágil ante las influencias externas.

Reiteró que a causa de ello, el masón del siglo XXI, debe realizar un trabajo personal diariamente encaminado a buscar la perfección y reflexionando sobre sí mismo, buscando la luz a través del estudio con el propósito de luchar contra la barbarie y contra quienes nos destruyen y desean acabar con la libertad.

Asimismo, instó a crear redes semánticas basadas en la investigación científica para ir a lo esencial y tener precisión en lo correcto, no en generalizaciones, subjetivismos, distorsiones, ni filtros individuales como “yo lo vi”, “allí estaba yo”, “me lo dijo fulano”, “tengo otros datos” porque eso no es la realidad.

Lamentó que actualmente ya nadie estudie filosofía, pues nos han convertido en un pueblo manipulado e ignorante, con un gobierno igualmente sumergido en la ignorancia y la ridiculez, ya que cuando se ambicionan cosas diferentes tratando de encontrar una certeza, se apela a la ciencia y ésta se vende muchas veces, produciendo distorsiones e inventando teorías y axiomas.

Recalcó que la masonería del siglo XXI, tiene la misión de adecuarse constantemente a las circunstancias imperantes con miras hacia el futuro, cooperando y trabajando en equipo de forma interdisciplinaria, para ir más allá de los límites del pensamiento y convertirse en un agente de cambio en favor de su comunidad y no ser un almacén del pasado, ni tampoco estar viviendo con utopías.

Al concluir la conferencia magistral del Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, se procedió a la entrega de diplomas y reconocimientos, a quienes hicieron posible la sección masónica en la exposición y el ciclo de conferencias, en el Museo Palacio de los Poderes: al Mtro. Eduardo Estala Rojas y al Mtro. Antonio Galván García, a los conferencistas: el Mtro. Ricardo Almanza Carrillo y la Dra. María Concepción Márquez Sandoval, así como a los presentadores de las mismas: el Dr. Gilberto Martiñón Cano,  el Mtro. Edgar Díaz Navarro y el Dr. José Humberto Zenteno Manzano.

Finalmente, es importante señalar que destacadas personalidades masónicas de México asistieron a esta conferencia magistral, entre los que destacan: el Mtro. Francisco Rejón Salas y el Mtro. Francisco Javier Jiménez Franco, miembros del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado, para la Jurisdicción Masónica de los Estados Unidos Mexicanos, integrantes de la Muy Respetable Gran Logia del Bajío, así como funcionarios del Gobierno del Estado de Guanajuato.  


  • Gustavo Cabrera Flores es Ing. Geólogo, Periodista, Ingeniero Químico y Contador Público.