Conmemoran en Guanajuato el Día Mundial de la Filosofía

De izquierda a derecha: El Dr. Juan de Dios Martínez Lozornio, el Juez y Dr. Gilberto Martiñón Cano, el Dr. Rodrigo Enrique Martínez Nieto, Eduardo Estala Rojas, en el Museo Conde Rul. Fotografía: Antonio Galván García.

Por Mireya Buenrostro Murrieta y Eduardo Estala Rojas

El pasado 18 de noviembre, se conmemoró por quinto año consecutivo en la histórica ciudad de Guanajuato, México, el Día Mundial de la Filosofía, UNESCO, con el trabajo y la organización del Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, y el Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato. Para la edición 2021, se tuvo como escenario el Museo Conde Rul, en donde se presentó la conferencia: “El natural deseo de saber”, impartida por Juan de Dios Martínez Lozornio, doctor en filosofía por la Universidad de Guanajuato, cuya línea de investigación es la estética y teoría del arte. Entre sus textos publicados destacan: “Tiempo e imagen en Gastón Bachelard y Henri Bergson”, “La resonancia del pensamiento de Henri Bergson en la obra filosófica de José Vasconcelos”, “Acción y virtualidad. La relación entre la percepción y la memoria propuesta por Henri Bergson”.   

Con éxito se realizó el Día Mundial de la Filosofía, en la ciudad de Guanajuato. Fotografía: Eduardo Estala Rojas.

En esta ocasión, se contó con la presencia del Juez y Dr. Gilberto Martiñón Cano, quien realizó el discurso inaugural del evento y en el que comentó lo siguiente: “hay varios autores, por mencionar a dos clásicos, Platón y Aristóteles, afirmaron que el principio de la filosofía es el deseo de saber innato en todo hombre y este se mueve tanto por la admiración y la curiosidad”. Asimismo, como Invitados Especiales del Ayuntamiento de Guanajuato, participaron el Dr. Rodrigo Enrique Martínez Nieto, Síndico y Presidente de la Comisión de Cultura, Educación, Juventud, Deporte y Relaciones Internacionales; y la Mtra. Paloma Robles Lacayo, regidora; bajo la coordinación académica de Eduardo Estala Rojas, director fundador del Mexican Cultural Centre (MCC).  

A la izquierda: El Dr. Rodrigo Enrique Martínez Nieto, Síndico y Presidente de la Comisión de Cultura, Educación, Juventud, Deporte y Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Guanajuato. Fotografía: Antonio Galván García.

En su mensaje, el Dr. Martínez Nieto, señaló que “la filosofía es el estudio de la naturaleza de la realidad y de la existencia, de lo que es posible  conocer, y del comportamiento correcto e incorrecto. Ha sido por tanto uno de los campos más importantes del pensamiento humano desde sus orígenes”. Además, agregó que “la pregunta, por tanto, no es por la utilidad de la filosofía, sino por lo que perderíamos si perdiéramos la filosofía. La filosofía no es solo un espacio del saber, es una actitud ante la vida y el mundo”.  

“El natural deseo del saber”

La finalidad de la conferencia “El natural deseo del saber”, impartida por el Dr. Juan de Dios Martínez Lozornio, fue conectar ideas con afirmaciones de autores filósofos como María Zambrano Alarcón y José Ortega y Gasset, para dar respuesta y profundizar en la pregunta: ¿Qué es la filosofía?

A la izquierda: Juan de Dios Martínez Lozornio, doctor en filosofía por la Universidad de Guanajuato, impartiendo la conferencia “El natural deseo de saber”. Fotografía: Antonio Galván García.

Antes de responder a la pregunta anterior, el Dr. Martínez Lozornio, circunscribió que la indeterminación de la propia naturaleza humana es la condición que empuja al hombre y a la mujer a ir más allá de su propio instinto. Y, partiendo de la tradición humanística, el ser humano necesita de una segunda naturaleza para determinarse, es decir, la cultura.  

Por lo tanto, concuerda con María Zambrano que “el filósofo que se encuentra inmerso en un sistema de valores, entreve en dichos valores ciertas carencias, no está del todo satisfecho con lo que el prisma cultural permite ver del mundo. Si bien el filósofo está en busca del ser, incluso del no-ser”.  

Con esta observación, denotó, que el objetivo del filósofo es el de satisfacer su deseo de saber. “Su curiosidad es capaz de presentarle novedades, hacer preguntas más allá de lo evidente. El individuo como filósofo, el uno, le corresponde transmitir el conocimiento abarcante”. Su labor podemos comprenderla retóricamente con el mito de la Caverna del filósofo clásico Platón.  

A su vez, comparte la idea con José Ortega y Gasset, sobre la definición de que la filosofía “es el conocimiento del universo y busca precisamente como realidad lo que es con independencia de nuestras acciones. La filosofía no implica un conocimiento utilitario inmediato, porque ella misma tiene un valor propio y no depende de las circunstancias”.    

Por consiguiente, “para que un conjunto de pensamientos sea filosofía, radica en que la reacción del intelecto ante el universo sea también universal e integral, es decir, que sea un sistema absoluto. De este modo, la Filosofía se ve obligada a tomar posesión teorética y enfrentarse a todo problema, no necesariamente para resolverlo, sino para demostrar positivamente su insolubilidad”, subrayó.    

Sin embargo, el objeto de la filosofía no puede ser dado, como la física a los físicos, porque la filosofía lo es todo y “el filósofo, como menciona María Zambrano, a diferencia de otro científico, se embarca para lo desconocido como tal”, detalló.

Finalmente, declaró que “estamos en una era de la información que no necesariamente se traduce en una era del conocimiento. Los retos para la filosofía hoy son los retos apremiantes para la humanidad, nunca antes el ser humano se había planteado su extinción como especie, y tampoco, se había planteado la posibilidad de dejar de ser humano y transitar hacía algo más gracias a la tecnología (transhumanismo). Necesitamos reflexionar sobre estas y otras cosas. Incluso, para hacer esto es menester romper con la líneas de pensamiento político-económico, que marcan el ritmo global y que han permeado incluso en los modelos educativos”.  

De esta manera, concluyó la conmemoración del Día Mundial de la Filosofía en la ciudad de Guanajuato, invitando al público general a reflexionar desde la perspectiva de su visión y la sensibilidad, el ser de las cosas, a ir más allá utilizando la filosofía como un camino para la comprensión del mundo y del cosmos. Asimismo, buscar la respuesta a las preguntas ontológicas y teológicas para llenar el ser o la curiosidad, dejando el canal abierto de la comunicación colectiva para comprender un instante de la vida humana y crear nuevas sociedades o para transformar la educación.  


  • Mireya Buenrostro Murrieta es la relatora del Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido. Egresada de la Licenciatura en Historia por la Universidad de Guanajuato, México.
  • Eduardo Estala Rojas es el director fundador del Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido. Ganador del Premio Nacional de Diseño: Diseña México, 2021.

El huracán de realidades de los Náayeris

Marcos M., quien vivió en carne propia la discriminación, logró obtener sus 2 carreras universitarias como licenciado en Educación Primaria y Educación Preescolar en el Medio Indígena y como licenciado en Administración. Crédito de la fotografía: Jazmín Ivonne Mortera Álvarez.

Por Jazmín Ivonne Mortera Álvarez

Los Náayeris son un pueblo que viven en las montañas y abarcan parte del Municipio del Nayar, en el Estado de Nayarit, México. Su historia va acompañada de resistencia revolucionaria, en el siglo XVII, fueron evangelizados por los jesuitas y luego por los franciscanos. Además, este pueblo se divide en Cora Alta y Cora Baja. El primero, refleja una realidad de pobreza extrema con caminos de terracería de difícil acceso, obstáculos para conseguir apoyos laborales y obtener comida o asistir a una clínica médica. La forma de vestir en las mujeres es falda larga y blusa de manga larga. El segundo, se caracteriza por el cambio de variante de su lengua y vestimenta[1]; sin embargo, cuentan con situaciones de pobreza en menor medida, pues la diferencia radica en que tienen más acceso al mundo laboral acercándose a municipios como Ruiz o migrando a la ciudad de Tepic. Asimismo, hay carreteras de fácil acceso y la facilidad de estudiar en la Universidad Tecnológica de la Sierra, que se ubica en la mesa del Nayar. En las siguientes líneas se relatará las formas de vivir, miradas y retos actuales del pueblo Náayeri.

Las realidades de los Náayeris de la Cora Alta

Las comunidades que forman parte de la Cora Alta son: Ciénega de los Gervacios, Huizaches, Minitas,  Rancho Viejo, Santa Teresa, Cabezas, Carrizo, El Cangrejo, Linda Vista,  Las Mesitas, las Guacamayas, Santa Anita, Ojo de Agua, la Cieneguita, entre otras.  Si bien, algo que los caracterizan a estos pueblos originarios, es la idea de que su personalidad tiene como resultado de las etapas históricas que vivieron sus antepasados y eso afectó su manera mental, psicológica, emocional y espiritual. En la actualidad, tratan de cuidar sus tradiciones orales de filosofías ajenas a su cosmovisión.

En los últimos años y con la presencia de la pandemia provocada por el  SARS-CoV-2 (Covid 19), se disparó aún más la hambruna[2], cuentan con poco maíz sembrado ya que gran parte de los cultivos han caído en manos de propiedad privada que se dedican al cultivo de la amapola[3]. A pesar de dicha situación, hay comunidades como la Ciénega de los Gervacios que buscan maneras de alimentarse y una de ellas es el caldo de huesos viejos que reciclan, maruchan, tortillas, queso que ellos mismo elaboran y de vez en cuando frijoles y carne seca. Los que tienen más posibilidades económicas comen huevo, arroz y carne, lo mismo aplica para toda la Cora Alta. Por su parte, se puede observar que algunos  náayeris para salir de su realidad son adictos a la Coca-Cola, alcohol, solventes y toncho.

Otra realidad de estos pueblos originarios, es el manejo de políticas públicas diseñadas a partir de creencias para respetar sus usos y costumbres. En un caso específico, la campaña de «Techos de cartón» para la población se creó para que tuvieran una vivienda “digna” la cual se llevó a cabo en todo el municipio del Nayar, a partir de los últimos gobiernos. Sin embargo, dichas formas de pensar hacen creer que los gobiernos aún no se han involucrado de lleno para co-crear en conjunto nuevas estrategias y diseños para que los originarios vivan con la parte tradicional y moderna, buscando el balance y equilibrio que no interfiera en su modo de vivir; por ejemplo, crear reuniones para explicar los beneficios y consecuencias de seguir cocinando con leña dentro de los hogares en donde no hay ventilación.

En su cotidianidad, la mayoría de los habitantes de la Cora Alta no cuentan con baño, existe un sitio especial al aire libre en donde hacen sus necesidades, van al río a ducharse y a lavar su ropa, para llegar a él caminan alrededor de 2 a 3 kilómetros. Es preciso comentar que muchas de las casas de esta comunidad son de madera de 4 metros de largo por 3 de ancho aproximadamente; según ellos, son de ese tamaño porque así están más calientitas. Recordemos que viven entre las montañas en donde el clima es extremadamente frío, llegando a caer nieve en partes como Santa Teresa y rancherías cercanas, por mencionar algunos sitios.

Los nuevos Náayeris

Cabe resaltar que muchas personas de la Cora Alta, se encuentran en modo de supervivencia, es decir, que no tienen el tiempo para cuestionarse la realidad que viven, pues están en la búsqueda continua de “tener para comer”. Sin embargo, existen aquellos llamados «rebeldes» como Jacinto Canek y Rey Nayar, que van alentando a sus comunidades a hacer las cosas diferentes, retomando sus saberes y cuestionando su realidad. El mayor reto es que aprendan a pescar, que salgan del victimismo, y se den cuenta que tienen una herencia y legado ancestral para re-aprender a vivir en armonía tanto con la Madre Tierra y los nativos y no nativos.

Varios adolescentes deciden bajar de las montañas al bosque de cemento para cumplir un sueño universitario, como ejemplo tenemos el caso de Marcos M., quien vivió en carne propia la discriminación, la incomprensión por parte de algunas personas que no son nativas y que no conciben el mundo como ellos lo hacen; a pesar de esas situaciones, logró obtener sus 2 carreras universitarias como licenciado en Educación Primaria y Educación Preescolar en el Medio Indígena y como licenciado en Administración. Además, es el creador de su propia marca de ropa “Chim+iri”, que hace alusión a los bordados y colores de su pueblo. Este joven eligió innovar buscando el balance entre lo tradicional y moderno, pues sabe que estamos en una constante evolución. Es importante resaltar que él es uno de los primeros del pueblo Náayeri de la Cora baja en sacar su propia marca. Más jóvenes como Marcos, han bajado de su lugar de origen para estudiar la Universidad, como lo es Cosme y Edisa, la mayoría de ellos estudian en la Universidad Autónoma de Nayarit, Campus Tepic y en la Universidad Pedagógica Nacional, Campus Tepic. Sin embargo, mucho de los retos que ellos viven son el hambre, desnutrición y discriminación. A pesar de todo esto, salieron adelante y están superando esas terribles situaciones, gracias a que se van tejiendo redes de apoyos para estudiantes de pueblos originarios.

Finalmente, el reto para los Náayeris y todo el pueblo ancestral, consiste en abrazar la historia que les han contado de generación en generación para cargarla de nuevos sentidos y significados, cuestionarse con una nueva mirada y recuperar las memorias de los ancestros para volver a trabajar en su comunidad. En definitiva, las nuevas generaciones juegan un papel muy importante y decisivo, pues en sus manos está el seguir con el pensamiento de sus abuelos o re-significar todo lo que les han dicho para co-crear una comunidad en donde todos salgan beneficiados, teniendo como pilares sus raíces bien definidas y valores, ya que ha llegado la hora de trascender e ir más allá; así como Marcos lo está haciendo, que sin darse cuenta motiva a su comunidad a que se puede estudiar una carrera universitaria y que también se puede emprender un negocio propio, llevando por doquier el alma de sus raíces ancestrales.[4]


  • Jazmín Ivonne Mortera Álvarez es licenciada en Historia por la Universidad de Guanajuato, México.

Referencias:

[1] Para las mujeres de la Cora Baja su falda es corta de tablones y ligera con una blusa de manga larga, esto es debido al clima caluroso.

[2]Para comprender mejor lo expuesto con esto queremos explicar que antes de la pandemia, las personas de la Cora Alta bajaban a la costa para trabajar, y a raíz de dicho suceso mundial, esto ya no ocurrió más, dado que la población comenzó a tener  miedo a contagiarse. Además, hubo despidos masivos por dicha situación y es por eso que se vuelve parte de una de sus realidades extremas.

[3] Con esto nos referimos a que parte de terrenos náayeris se han vuelto  propiedad de personas interesadas y algunos pobladores han llegado a expresar que dichos terrenos son los de las barrancas, dado que por el clima del lugar es propicio para la siembra de amapola; esto último, no nos consta ya que en ningún viaje se dio acceso para llegar a esos terrenos, lo que sí sabemos es parte de los  testimonio de pobladores que expresan temor por el trabajo de “rayar la amapola”, pues según las personas llevan a trabajar a los niños para dicha actividad. Es necesario recalcar que es lo que la gente cuenta; por lo tanto, forma parte de una de tantas realidades del pueblo náayeri.

[4]Este artículo es el resultado de una  investigación con base de una expedición personal en el Nayar que comenzó en el 2018 y culminó en el 2020.

XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes, 2021

El escritor mexicano Jesús Manuel Cuén Gamboa es el organizador del Encuentro Internacional Poetas Migrantes. Crédito de la foto: https://www.facebook.com/cuenmanuel

Comunicado de Prensa:
Asociación de Escritores de San Luis Río Colorado, Sonora, México

La décimo cuarta edición del Encuentro Internacional Poetas Migrantes deberá convertirse en una verdadera Fiesta de la Poesía, pues debe significar el reencuentro de este noble arte con la ciudadanía. Unos 100 poetas participan este año. Lo están haciendo en forma virtual, debido a la pandemia, enviando video poemas grabados, mismos que serán programados y luego transmitidos por la página de Facebook XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes entre el jueves 14 y el viernes 22 de octubre de 2021. Los poetas registrados hasta hoy, provienen de países como México, Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Argentina, Inglaterra, Puerto Rico, Nicaragua, Panamá, Francia, Colombia, República Dominicana, Chile, Bolivia, Cuba, España, Reino Unido, India y Egipto.

La agenda

Los días jueves 14 y viernes 15 de octubre se realizará el Festival Luna de Octubre, en coordinación con la Dirección de Parques y Recreación de la Ciudad de San Luis, Arizona. Será un evento virtual, que se programa a partir de las 18:00 horas y contempla las participaciones musicales del grupo Il Sole y el trovador Abelino Alvarado, además se programa una selección de videopoemas de los escritores participantes en poetas migrantes.

El lunes 18 de octubre a las 10:00 horas en la Universidad Estatal de Sonora, se realizará la ceremonia de inauguración del XIV Encuentro Internacional Poetas Migrantes. El mismo día, a las 10:30 horas, Iván Vergara, de España, impartirá la charla: “Plataforma Placa, una experiencia poética donde confluyen las artes y las nuevas tecnologías” e inmediatamente después, un concierto con música de ópera y canto tradicional mexicano a cargo del grupo local Il Sole. Por la tarde, de 17:00 a 18:00 horas, la poeta chiapaneca Chary Gumeta, coordina la mesa de lectura de poesía: “Mujeres poetas internacional”. El martes 19, a las 17:00–18:00 horas, la misma poeta Chary Gumeta, coordina la mesa de lectura de poesía: “Centroamérica poética”.

El miércoles 22, a las 10:00 horas, Gerardo García García presenta la charla: “Contraportada. Podcast literarios”. Mientras que a las 17:00 horas, Chary Gumeta coordina y presenta una mesa de lectura de poesía con el tema: “Lectura de poetas latinoamericanos”. Por lo que respecta al jueves 21 de octubre, se ha programado a las 10:00 horas, la “Presentación de la novela Ximena” de Fernando Vela López, con las participaciones de Norma Zamarrón y el autor. Mientras que a las 17:00 horas, la escritora local Carina Arguilez Díaz, presenta una mesa de lectura de poesía: “Literatura y Feminismo: Poesía en voz de sus autoras”.

El viernes 22 de octubre a las 10:00 horas se ha programado una mesa de lectura de “Poesía Salvadoreña”, que es coordinada por Georgina Pérez de Novoa. Mientras que a las 17:00 horas, se presenta el libro “Ciudad de Robots” de Maribel Benítez Osorio. A las 18:00 horas, en forma presencial, en La Cafeleería: “Lectura presencial de poesía”, con los poetas: Margarita Ramírez Morales, Garrett Smith, Miguel Carranza, Aída Torres Sánchez, Alicia Hinojosa, Carina Arguilez Díaz, Héctor Hinojosa, Lourdes Grijalva y José Luis Pérez González. También en forma presencial, a las 19:00 horas, la presentación del libro “Ciudad de Tinta” de Guillermo Velázquez Breña y “Desde la piel”, de Miguel Carranza. Para finalizar, a las 20:00 horas, la presentación libro “Al fondo del camino”, de Oralia López Serrano.

Poetas que migran

El Encuentro Internacional Poetas Migrantes es organizado por la Asociación de Escritores de San Luis Río Colorado, Sonora. Se trata de un proyecto literario que surgió con el propósito de dar voz a un sector de la sociedad que por lo general no la tiene: los migrantes. La migración de los seres humanos es un fenómeno mundial que está presente en todas las épocas de la historia y en todas partes de nuestro planeta y los poetas no escapan a esta realidad. Por el contrario, es justamente el poeta quien con mayor frecuencia se convierte en un trotamundos. Este pretende ser el encuentro de los más destacados poetas cuya condición de migrantes, los hace vivir una situación especial y esta se ve reflejada, de alguna manera, en su obra.

Para descargar la agenda general clic aquí

Contacto: manuelcuen@gmail.com

El cielo es el límite. Un hombre sin barreras: Dr. Alejandro Madrigal

El doctor mexicano Alejandro Madrigal es un referente mundial en el campo del trasplante de células madre. Fotografía: Cortesía del Dr. Madrigal.

Por Mónica González Velázquez

Después de 27 años de ser el director científico fundador del Anthony Nolan Research Institute en Londres, Inglaterra, ¿usted se retiró en el 2020?”, “Aunque me retiro de mi papel de director científico del Anthony Nolan, planeo continuar como profesor de hematología en la UCL y el Instituto del Cáncer, y trataré de refrescar mis neuronas realizando algunas sesiones clínicas en la UCL Hospital y Royal Free Hospital, en mi papel de médico adscrito honorario. Además, pretendo seguir colaborando con el Banco Catalán de Sangre y Tejidos (BST) en Barcelona como profesor visitante y asumí el cargo de líder de terapias avanzadas UNiKAR en 2021. También tengo una colaboración en México con el Grupo Xalud como director científico, una iniciativa maravillosa en el Estado de Quintana Roo que me ilusiona, porque tendrá gran impacto en la comunidades que requieren nuevos tratamientos”.

Con éste párrafo, comienza la entrevista: “Alejandro Madrigal: Un hombre del Renacimiento. Médico, científico, escritor, artista y músico mexicano” (Reino Unido, Estados Unidos y México, 2021). Publicación editada por el Mexican Cultural Centre (MCC), nos presenta al orgullo para la medicina e investigación científica mexicana: Dr. Madrigal. Un referente mundial en el campo del trasplante de células madre y de histocompatibilidad e inmunogenética, cuyo trabajo de investigación seminal ha sido la plataforma de muchos de los recientes avances en la ciencia, que han dependido del trasplante de médula ósea. Educado en las mejores universidades del mundo como Harvard, Stanford, University College London y la UNAM.

La presente publicación fue posible, gracias a las conversaciones que el Mtro. Eduardo Estala Rojas, sostuvo entre México y el Reino Unido, de marzo a agosto de 2021. En dichas conversaciones, el Mtro. Estala Rojas, a modo de entrevista nos dio a conocer la trayectoria profesional, y las circunstancias adversas que se atravesaron en el camino del Dr. Madrigal para llegar al éxito. Sin embargo, cualquier obstáculo fue menor para un hombre cuya perseverancia, pasión por el estudio y la ciencia médica, lo llevaron a cumplir con éxito todas sus metas: “Sí que fueron muchos años de escuelas y universidades, si los cuento todos, fueron 6 de primaria, 3 de secundaria, 3 de preparatoria, 6 de medicina, 4 de especialidad de medicina interna, 3 de investigador visitante en Harvard, 4 de doctorado en el Reino Unido, y 4 de posdoctorado en Stanford. ¡Un total de 33 años!”.

Para el Dr. Madrigal, nunca existieron límites. Luego de su estancia en Harvard por tres años y tras mirar un anuncio en la revista Nature, les mandó una carta donde describía su experiencia y adjuntó copia de su trabajo. Esto le valió estudiar en Londres con la profesora Julia Bodmer en el Imperial Cancer Research Institute. Después de una entrevista de admisión, el comité evaluador le ofreció una beca y un lugar en el ICRF como investigador clínico y comenzó su doctorado en 1985, en el Lincoln Inn Fields, y simultáneamente una rotación clínica en el Hospital St Bartholomew. En 1989, se mudó con su esposa a Stanford. Luego en marzo de 1992, leyó un pequeño anuncio en la revista Nature que decía: “El Anthony Nolan Bone Marrow Trust está buscando un destacado médico científico para liderar un pequeño grupo, en las áreas de investigación en complicaciones, después del trasplante de médula ósea. Si está interesado, comuníquese con el profesor John Goldman en el Imperial College, Londres”.

Una vida como la del Dr. Madrigal, es digna de un libro. De hecho, ya escribe su autobiografía, la cual se titularía: “Si no eres capaz de vivir por lo que crees”.  Existe el antecedente de la publicación de dos novelas: Nosotros, la primera de ellas, la cual narra en forma novelesca la historia de sus ascendientes. En ella hay muchos testimonios: actas de nacimiento, bodas y defunciones; las cuáles consiguió el Dr. Madrigal de forma casi detectivesca; además de cientos de fotos de sus abuelos, padres y seres queridos, los cuales ilustran sus páginas. La segunda: Días de rabia, es una ficción que narra las vivencias, satisfacciones y vicisitudes, de un joven doctor durante su estancia de Servicio Social al término de sus estudios médicos.  Así fue, que un pequeño anuncio de revista, aunado a su tenacidad y constancia, cambió la vida del Dr. Madrigal, para el bien de la humanidad con sus contribuciones médicas y científicas.


Para descargar el libro digital clic aquí.


  • Mónica González Velázquez (Ciudad de México, 1973). Egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (UNAM). A la par cursó el Diplomado de Creación Literaria en la Escuela de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Editora y poeta. Directora de miCielo ediciones, una editorial especializada en poesía y ediciones alternativas.

Presenta en Guanajuato conferencia magistral sobre masonería el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas

El ponente de la conferencia, el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, posee los doctorados en Ciencias, Summa cum laude, con especialización en Química, en Matemáticas, doctorado en Filosofía, Summa cum laude, con las especializaciones en Biología Molecular, en Matemáticas y en Educación. Foto: Eduardo Estala Rojas.

Por Gustavo Cabrera Flores

Las actividades correspondientes a la exposición: “Un Simbólico Palacio Guanajuatense. Nobleza, Poder y Belleza”, sin precedentes históricos, concluyeron con la interesante conferencia magistral denominada “Vigencia de la Simbología Masónica en la Semántica Moral del Siglo XXI”, sustentada por el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, Muy Poderoso Soberano Gran Comendador y Gran Maestre de la Orden del Supremo Consejo de Grandes Inspectores Generales 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, para la Jurisdicción de los Estados Unidos Mexicanos.

Este magno evento, se llevó a cabo el jueves 2 de septiembre del presente año, en el Museo Palacio de los Poderes, localizado en el centro histórico de la ciudad de Guanajuato, México. La presentación de la conferencia magistral estuvo a cargo del Dr. José Humberto Zenteno Manzano, Ilustrísimo Primer Gran Teniente, quien enfatizó que lo anterior ha sido el resultado de la confluencia de talentos de la sociedad guanajuatense por tanto la masonería externa su reconocimiento a las autoridades estatales como municipales, en especial al Lic. Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de la entidad, a la Lic. Adriana Camarena de Obeso directora general del IEC, al Mtro. Arturo López Rodríguez, director de Museos del IEC, al Mexican Cultural Centre (MCC) y a su dirigente y fundador Eduardo Estala Rojas, al Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, así como a la Muy Respetable Gran Logia del Bajío.

Durante su intervención, expuso una breve reseña de la historia de las logias masónicas en América Latina, puntualizando que recién despuntaba el siglo XIX cuando los liberales se sumaban a los movimientos libertarios dentro de sus respectivas naciones a través de las logias Lautaro, situación la cual tendría verificativo a consecuencia de las grandes transformaciones sociales impulsadas por los masones, después de la revolución francesa y de la independencia de los Estados Unidos.

Aseveró que en México al finalizar el movimiento de Independencia, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y el Rito York, perfilaron la visión social de la nueva nación generándose una pugna entre éstos, dando origen a puntos de vista encontrados entre conservadores y liberales. Es en este escenario donde surge el Rito Nacional Mexicano como una opción de corte nacionalista.

Indicó que durante 1860 fue fundado el Supremo Consejo de México en el puerto de Veracruz, para 1865 aparece otro Supremo Consejo en la capital de nuestro país y hacia 1868 ambos Consejos se fusionan en uno solo, y así a principios del siglo XX los grandes liberales de México, perfilaron una nación moderna, lo cual derivó en la revolución mexicana de 1910, pues se pretendía formar un país con más justicia social.

Subrayó que debido a ello, el Supremo Consejo de Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, pretende crear una masonería liberal y filantrópica, con pleno respeto a los derechos humanos y a la libertad de conciencia y de expresión, porque se desea tener un nuevo orden dentro del caos.

Agregó que “la instrucción masónica se realiza a través de símbolos como la escuadra y el compás, donde la escuadra traza líneas rectas que es la rectitud que debemos observar en nuestra vida, comunidad y país, mientras que el compás sirve para realizar figuras perfectas como el círculo y nos ayuda a delimitar nuestro campo de acción y no invadir el de otras personas”.

El ponente de la conferencia, el Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, posee los doctorados en Ciencias, Summa cum laude, con especialización en Química, en Matemáticas, doctorado en Filosofía, Summa cum laude, con las especializaciones en Biología Molecular, en Matemáticas y en Educación, así como la licenciatura en Ciencias Químicas.

Además es propietario y director de la División de Generación, Innovación y Transferencia de Conocimiento BIOTEKSA; propietario y presidente del Instituto de Investigación Lightbourn A.C., ex consejero de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, creador, generador y desarrollador de diferentes tecnologías dentro de la Biología Vegetal. Es miembro activo en Inglaterra de la prestigiosa The Royal Society of Chemistry, de la American Chemical Society, la American Society for Biochemistry and Molecular Biology, la American Organization of  Analytical  Chemistry  y la American Society of  Plant Biologist; asimismo,  ha recibido diversas distinciones y premios, publicado numerosos artículos en revistas especializadas y sustentado un considerable número de conferencias.

Durante su intervención, el Dr. Luis Alberto Lightbourn, enfatizó que no estamos bien en México ni a nivel mundial, pues al salir nos enfrentamos a un mundo hostil: citando los casos de Chiapas con los migrantes centroamericanos y de Afganistán con los talibanes, por lo tanto la masonería debe de trabajar más en favor de su comunidad.

Igualmente hizo referencia a la utilización de la semiótica y la semántica por parte de pequeños grupos para cambiar la manera de ser y pensar de las mayorías, manipulando especialmente a los jóvenes sobre lo que es supuestamente lo más moderno, lo cual ha provocado que las multitudes salgan a la calle para destruir y grafitear, aduciendo que eso es libertad de expresión.

Especificó que actualmente lo que se requiere son soluciones y no opiniones ni puntos de vista, pues eso lleva a las confrontaciones y las polarizaciones en donde aparecen los buenos y los malos, generando esguinces o fracturas al interior de la sociedad que impiden su unión y la hacen más frágil ante las influencias externas.

Reiteró que a causa de ello, el masón del siglo XXI, debe realizar un trabajo personal diariamente encaminado a buscar la perfección y reflexionando sobre sí mismo, buscando la luz a través del estudio con el propósito de luchar contra la barbarie y contra quienes nos destruyen y desean acabar con la libertad.

Asimismo, instó a crear redes semánticas basadas en la investigación científica para ir a lo esencial y tener precisión en lo correcto, no en generalizaciones, subjetivismos, distorsiones, ni filtros individuales como “yo lo vi”, “allí estaba yo”, “me lo dijo fulano”, “tengo otros datos” porque eso no es la realidad.

Lamentó que actualmente ya nadie estudie filosofía, pues nos han convertido en un pueblo manipulado e ignorante, con un gobierno igualmente sumergido en la ignorancia y la ridiculez, ya que cuando se ambicionan cosas diferentes tratando de encontrar una certeza, se apela a la ciencia y ésta se vende muchas veces, produciendo distorsiones e inventando teorías y axiomas.

Recalcó que la masonería del siglo XXI, tiene la misión de adecuarse constantemente a las circunstancias imperantes con miras hacia el futuro, cooperando y trabajando en equipo de forma interdisciplinaria, para ir más allá de los límites del pensamiento y convertirse en un agente de cambio en favor de su comunidad y no ser un almacén del pasado, ni tampoco estar viviendo con utopías.

Al concluir la conferencia magistral del Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas, se procedió a la entrega de diplomas y reconocimientos, a quienes hicieron posible la sección masónica en la exposición y el ciclo de conferencias, en el Museo Palacio de los Poderes: al Mtro. Eduardo Estala Rojas y al Mtro. Antonio Galván García, a los conferencistas: el Mtro. Ricardo Almanza Carrillo y la Dra. María Concepción Márquez Sandoval, así como a los presentadores de las mismas: el Dr. Gilberto Martiñón Cano,  el Mtro. Edgar Díaz Navarro y el Dr. José Humberto Zenteno Manzano.

Finalmente, es importante señalar que destacadas personalidades masónicas de México asistieron a esta conferencia magistral, entre los que destacan: el Mtro. Francisco Rejón Salas y el Mtro. Francisco Javier Jiménez Franco, miembros del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado, para la Jurisdicción Masónica de los Estados Unidos Mexicanos, integrantes de la Muy Respetable Gran Logia del Bajío, así como funcionarios del Gobierno del Estado de Guanajuato.  


  • Gustavo Cabrera Flores es Ing. Geólogo, Periodista, Ingeniero Químico y Contador Público.    

El Oriente Eterno en la Tierra: Monumentos Funerarios Francmasónicos

María Concepción Márquez Sandoval es maestra en Historia del Arte por la UNAM, y doctora en Historia Latinoamericana por la Universidad de Arizona en los Estados Unidos. Crédito de la fotografía: Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, México.

Por Gustavo Cabrera Flores

El Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México, fue el magno escenario en donde la doctora María Concepción Márquez Sandoval, sustentó el 24 de agosto del presente año, la interesante conferencia denominada: “El Oriente Eterno en la Tierra: Monumentos Funerarios Francmasónicos”, dentro de las actividades que se llevan a cabo en el marco de la  exposición: “Un Simbólico Palacio Guanajuatense. Nobleza, Poder y Belleza”.

La introducción a la conferencia estuvo a cargo del Mtro. Edgar Díaz Navarro, quien puntualizó que el paso que realiza nuestra alma al dejar el cuerpo físico constituye uno de los misterios más profundos y dolorosos para nuestros seres queridos, por lo tanto grandes construcciones e importantes vestigios han quedado en honor a los que ya partieron al más allá.

Subrayó que observar los símbolos plasmados en los monumentos significa honrar la memoria de quienes han pasado a otro estado de conciencia, así como el abrir nuestra mente para descubrir cuáles fueron sus ideales y valores los que se condujeron en la vida y eso puede ser hoy analizados en columnas, obeliscos, triángulos, pirámides, alegorías y símbolos en los citados monumentos.

Agregó que dichos monumentos son testigos silenciosos y discretos para ser interpretados, leídos, entendidos por el individuo que pueda descifrar la enorme simbología contenida dentro de ellos pues son el fruto de un gran esfuerzo que en vida realizaron quienes ahí descansan, así pues abordar el tema de los monumentos fúnebres francmasónicos contribuirá a incrementar nuestro deseo por el conocimiento de lo enigmático.

María Concepción Márquez Sandoval es maestra en Historia del Arte por la UNAM, y doctora en Historia Latinoamericana por la Universidad de Arizona en los Estados Unidos; fue becaria del CONACyT en el extranjero. Además, ha participado en múltiples congresos nacionales e internacionales, así como en proyectos de investigación para la Universidad de Guanajuato, en donde también fue docente; en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM como becaria del maestro Fausto Ramírez Rojas, connotado especialista en el arte decimonónico, y en la Universidad de Arizona en donde ha impartido cursos de historia latinoamericana.

Durante su ponencia precisó que existe una gran belleza escultórica con significados iconológicos en diferentes tumbas localizadas dentro del Panteón de Santa Paula de Guanajuato Capital y del Panteón de San Fernando de la Ciudad de México. Ambos cementerios poseen notables ejemplos del arte funerario, con elementos de profunda significación masónica y con gran carga emocional en memoria de los que ahí reposan.

Enfatizó que la masonería no es una religión sino una organización que busca la superación espiritual del hombre, promueve valores éticos y sociales con la finalidad de que sus miembros se conduzcan bajo un estricto código de conducta para ser cada día mejores personas, basando esta filosofía en un dios supremo llamado por los masones: Gran Arquitecto del Universo.

Aseveró que las logias masónicas no ofrecen sacramentos, ni salvación después de la muerte física porque el camino hacia la divinidad es individual, ya que se sigue un esquema evolutivo basado en el morir y nacer espiritualmente aprovechando las experiencias tanto positivas como negativas que ofrece la vida.

Enseguida describió los rituales de muerte simbólica que se efectúan al interior de las logias y donde se llevan a cabo las exequias del hombre profano, para dar cabida al nacimiento del hombre nuevo y trascendido: el iniciado en la francmasonería. A éste se le encierra durante un tiempo determinado en un cuarto obscuro llamado «Cámara de Reflexiones», en donde hay una mesa con una vela, pan, agua y sal. La primera alumbra tenuemente y significa la luz del horizonte, los demás elementos poseen un profundo significado hermético de sobrevivencia y desapego al mundo material. Además, se ponen a la vista del iniciado un cráneo y huesos humanos para recordarle lo efímero de la vida humana y lo que sobrevivirá tras la muerte.

Enfatizó que en grados avanzados de algunos ritos, al iniciado se le acuesta sobre el suelo boca arriba para ser enterrado simbólicamente y le apuntan con unas espadas a sus lados, sostenidas por sus compañeros de logia. El propósito de ésta ceremonia, en la que se experimenta cercanamente la muerte física, es que el masón comprenda que para vivir y perfeccionarse como ser humano, primero debe morir al mundo material y físico, para estar dispuesto a evolucionar. 

La Dra. María Concepción Márquez Sandoval también explicó cómo se realizan los funerales de los masones, quienes han fallecido físicamente y van al «Oriente Eterno», a lo que se denomina una «Tenida Fúnebre» en donde los presentes visten mandiles negros y llevan además velas blancas y hojas de acacia, símbolo de la transmutación de las cosas. Alrededor de la sepultura, cada uno de los asistentes colocan ofrendas funerarias y paladas de tierra encima del féretro, finalmente los hermanos masones hacen una cadena de unión y se retiran.

Respecto al Panteón de Santa Paula de Guanajuato, describió los elementos del Arte Funerario y de carácter masónico existentes sobre el sepulcro elaborado con cantera verde del Gral. José María Bibriesca Cabrera, que data de finales del siglo XIX. En éste destacan un obelisco, símbolo que es común en las tumbas masónicas, y placas de cantera verde en las cuatro direcciones sobre las que están pegados elementos de cobre conocidos como caduceos, copas circulares que contienen el elixir de la vida interior, y cuyos círculos representan al ciclo de la muerte y la resurrección. Dos serpientes enroscadas en un bastón beben de la copa, simbolizando la energía del kundalini y la evolución energética del hombre. Otros elementos son las avellanas y enredaderas en las placas, formando cadenas de unión masónicas para recordar que el difunto fue un eslabón de esa cadena y desearle paz, tranquilidad y perpetuar su memoria.

La tumba del Gral. Martín Carrera, notable militar de la Guerra de Reforma, que se encuentra en el Panteón de San Fernando de la Ciudad de México, fue otro de los ejemplos para describir la simbología francmasónica; su tumba construida en 1873, es un pequeño mausoleo o capilla donde están presentes caduceos esculpidos en cantera, acacias -símbolo de la inmortalidad- y numerosas antorchas invertidas, las cuales representan al fuego purificador del alma y que ahuyentan las tinieblas del inframundo, así como la representación de la vida o luz que se agota del difunto. Otros símbolos funerarios y francmasónicos de ésta tumba son un triángulo o delta con un ojo rodeado de rayos, símbolo de dios todopoderoso o Gran Arquitecto del Universo, un reloj de arena vacío con alas de lechuza llamado «clépsidra», que indica que el tiempo de vida se acabó. Además, flores y bulbos de adormidera, que representan el sueño profundo que transporta el alma humana a otra dimensión; finalmente, puertas con cadenas y estrellas que permiten que la persona fallecida pueda entrar y salir de su tumba en donde reposa. 

Cabe señalar que destacadas personalidades masónicas asistieron y apoyaron a este evento: el Dr. Luís Alberto Lightbourn Rojas, Muy Poderoso Soberano Gran Comendador y Gran Maestre de la Orden, así como integrantes del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y Último Grado del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado para la Jurisdicción Masónica de los Estados Unidos Mexicanos: el Dr. José Humberto Zenteno Manzano, Ilustrísimo Primer Gran Teniente, el Mtro. Francisco Javier Jiménez Franco, Ilustrísimo Gran Inspector, el Mtro. Eduardo Estala Rojas, Ilustrísimo Gran Canciller y el Mtro. Antonio Galván García. Asimismo, estuvieron presentes miembros de la Muy Respetable Gran Logia del Bajío.


  • Gustavo Cabrera Flores es Ing. Geólogo, Periodista, Ingeniero Químico y Contador Público.

El Teatro Juárez: una visión entre columnas

El Mtro. Ricardo Almanza Carrillo es profesor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guanajuato. Crédito de la fotografía: Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, México.

Por Gustavo Cabrera Flores

Teniendo como escenario al Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México, el pasado 18 de agosto de 2021, se inició un ciclo de conferencias sobre diversos temas relacionados a la masonería, esto como parte de la exposición: “Un Simbólico Palacio Guanajuatense. Nobleza, Poder y Belleza”. En esta ocasión, el maestro Ricardo Almanza Carrillo, sustentó la interesante conferencia titulada “El Teatro Juárez: una visión entre columnas”.

En este evento, hicieron acto de presencia la Lic. Adriana Camarena de Obeso, titular del Instituto Estatal de Cultura de Guanajuato, miembros del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y último Grado del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado para la Jurisdicción Masónica de los Estados Unidos Mexicanos; entre ellos, el Dr. José Humberto Zenteno Manzano, Ilustrísimo Primer Gran Teniente, el Mtro. Eduardo Estala Rojas, Excelentísimo Gran Canciller, el Ing. Francisco Javier Jiménez Franco, Ilustrísimo Gran Inspector, y el Mtro. Antonio Galván García; bajo la dirección del Dr. Luis Alberto Lightbourn Rojas PhD, Muy Poderoso Soberano Gran Comendador y Gran Maestre de la Orden.

Un panorama general                        

La contextualización al referido tema estuvo a cargo del Dr. Gilberto Martiñón Cano, quien presentó un panorama general acerca de la historia y la arquitectura del Teatro Juárez inaugurado oficialmente el 27 de octubre de 1903 por el General Porfirio Díaz Mori, entonces Presidente de México.

Al hacer uso de la palabra enfatizó que el origen de este edificio se remonta hasta 1663 con la construcción del Convento de los Dieguinos Descalzos, posteriormente destruido en 1861 a causa de las Leyes de Reforma para convertirlo en el Hotel Emporio, el cual correría la misma suerte y sobre sus ruinas comenzaría a ser edificado durante 1873 el actual Teatro Juárez.

Precisó que su construcción duraría 31 años, la cual fue llevada a cabo por dos prominentes arquitectos: José María Noriega quien inició la obra y Antonio Rivas Mercado quien la concluyó, teniendo un estilo arquitectónico ecléctico donde se mezclan armoniosamente el barroco churrigueresco, el neoclásico y el morisco (árabe).

Enseguida, agradeció el apoyo recibido para la realización de estos eventos, por parte del Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, a través de su titular la Lic. Adriana Camarena de Obeso y de su director de museos, el Mtro. Arturo López Rodríguez, así como del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del 33° y último Grado del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado para la Jurisdicción Masónica de los Estados Unidos Mexicanos, la Muy Respetable Gran Logia del Bajío y el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido.

El Teatro Juárez

En tanto que el Mtro. Ricardo Almanza Carrillo, ponente de la conferencia: “El Teatro Juárez: una visión entre columnas”, quien es profesor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guanajuato y ostenta los grados de maestrías en Restauración, Planeación Urbana y Desarrollo Docente, además de publicar diversos artículos sobre desarrollo urbano.

Al respecto, dio una explicación detallada tanto del exterior como del interior de este edificio el cual ha estudiado desde hace 15 años, indicando que allí se conjuntan el estilo Barroco -donde se utilizan muchas imágenes para narrar una historia- y el estilo neoclásico, esta última expresión artística que emplea líneas rectas y pocos elementos. Y tras esa sencillez conduce de lo divino a lo humano por ese motivo.

Influencia masónica

Resaltó la influencia masónica en diversos edificios de Guanajuato Capital pues las obras con dichas características fueron construidas casi simultáneamente con la intención de poder formar un circuito, como sucede con el Teatro Juárez, la Estatua de la Paz y el Palacio de los Poderes todas inauguradas durante 1903 por el General Porfirio Díaz Mori.

Agregó que en el Teatro Juárez  están presentes los ángulos de 30° y 60° con los cuales se pueden trazar líneas que conducen hacia diversos puntos de contacto que coinciden a ciertas alturas y además  existen ángulos de 45° entre las uniones de los pedestales y de los obeliscos, asimismo en diferentes elementos arquitectónicos puede encontrarse la proporción aurea.

Referente a las Musas de la fachada, en su opinión, no falta ninguna porque son 8 y la número 9 que corresponde a Erato la musa de la poesía lírica y erótica está presente en espíritu pues el Teatro Juárez se halla dedicado a ella, lo cual se pone de manifiesto debido a la constante presencia de la lira en este edificio y con la que se le identifica a dicha musa.

Elementos simbólicos

De igual manera, abordó lo relativo al significado de los elementos simbólicos existentes en dicho inmueble mencionando que a la entrada hay 12 columnas que son los 12 trabajos de Hércules, los 12 meses del año, así como al zodiaco mismo, las guirnaldas identificadas en la decoración representan a la inocencia y las virtudes, los leones a los costados son los guardianes de los sitios sagrados, los sátiros a la poesía erótica, las ninfas a la dualidad luz y sombra, positivo y negativo.

Añadió que los techos transparentes del interior representan a la luz del conocimiento, el candil con la forma de una estrella de 6 puntas corresponde al Sello de Salomón y apuntan hacia distintos rumbos geográficos, al interior en la sala de espera existen 4 grupos de columnas, cada uno con 3, formando 4  escuadras de 90°.

Finalmente, señaló que en la Gayola, se encuentran estrellas de 6 puntas con flechas apuntando hacia abajo y 6 marcadores con la forma de una flor de lis cuya interpretación estaría asociada a la realeza. 

Para más información del ciclo de conferencias, clic aquí. 


  • Gustavo Cabrera Flores es Ing. Geólogo, Periodista, Ingeniero Químico y Contador Público.