Firman Convenio de Colaboración la AEMAC y el MCC

Crédito de la imagen: Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC).

Por Obed González Moreno
Investigador en la Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC)

La Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC), reconoce y apoya el trabajo de la diplomacia cultural que efectúa desde el 2013, el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, a través de sus fundadores: Eduardo Estala Rojas, escritor y periodista; Lidia Ángeles García González, profesora e investigadora; así como su Consejo Consultivo y colaboradores. Con base en su experiencia profesional en cooperación internacional, acordamos realizar un convenio de colaboración que consiste en la promoción, intercambio y creación de contenidos editoriales sobre autoras y autores de la Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC), en la página web, redes sociales de internet y directorio de contactos del Mexican Cultural Centre (MCC).

Breve historia de la AEMAC

La Asociación de Escritores A.C (AEMAC), ha transitado por dos épocas importantes durante su existencia —en la apreciación personal—, la primera con su fundación en el año de 1964, donde se propusieron proyectos interesantes como promover y sostener relaciones de intercambio cultural, gestionar la obra de escritores, proyectar y efectuar actos culturales y hasta la conformación de una colonia urbana para los escritores, entre otros propósitos. La segunda, en el año de 2004, cuando se presenta un redescubrimiento a partir de ahondar en su historia después de un mediano periodo de inactividad que permite repensar su esencia y comienza de nuevo a hacerse presente dentro del ámbito de la cultura nacional e internacional.

Por la asociación, han desfilado protagonistas de la literatura mexicana como Salvador Novo, Guadalupe Dueñas, Carlos Pellicer, Enriqueta Ochoa, Vicente Leñero, Alicia Reyes, Carlos Montemayor, Amparo Dávila, Fernando Benítez, Rosario Castellanos, Emilio Carballido, Carmen de la Fuente, Juan Villoro y Elena Garro, entre varios más. En su segunda época, con la inclusión de nuevos escritores, tanto formados como en proceso de formación, que han dejado obra para su lectura y estudio como en el caso del poeta Marco Fonz (1965-2014) y otros escritores que ya forman parte del circuito literario actual como en los casos de Enzia Verduchi, César Cortés, Marianne Toussaint, Yaxkin Melchy, Karlos Atl, Jocelyn Pantoja, Fernando Corona y Leticia Luna, entre otros.

En esta segunda época han presidido la asociación, ejerciendo la potestad del derecho y deber de inclusión, dos mujeres. En un primer periodo Jocelyn Pantoja y, quien la dirige actualmente, Mariana Rodríguez; ambas por medio de una labor decisiva y entusiasta han logrado a través del tiempo generar proyectos incluyentes e inclusivos dentro de las áreas de la edición y la publicación de libros en los géneros de la poesía, el cuento, el ensayo y la investigación, que se distribuyen de manera gratuita. Trabajo constante que se refleja en la labor de la gestión y la creación literaria de sus miembros, los cuales han obtenido premios a nivel nacional e internacional y quienes también han generado trabajos de investigación que han sido galardonados en América y Europa, además de la gestión y realización de eventos e intercambios culturales, festivales poéticos y literarios, ciclos de cine, encuentros literarios, talleres literarios, lecturas, recitales, homenajes, conversatorios, cátedras, conferencias, coloquios y mesas de debate, tanto a nivel nacional como internacional. Es por lo tanto que se extiende la colaboración de manera fraterna con el Mexican Cultural Centre (MCC), persiguiendo una ruta en común donde la cultura y el quehacer literario de México es el fin primordial de este compromiso. 

Por derivación, la Asociación de Escritores de México A.C. (AEMAC), propone al Mexican Cultural Centre (MCC), el trabajo de los siguientes escritores para mostrar a otros públicos la literatura realizada por los mismos: Mariana Rodríguez, César Cortés, Jocelyn Pantoja, Manuel de J. Jiménez, Dalia López, Karlos Atl, Cynthia Franco, Roberto Luviano, Andrés González, René Crespo. Agradecemos este convenio que beneficia a la cultura nacional y ofrece una muestra de la importancia de la misma para los pueblos, así como el apoyo que se puede obtener a pesar de los difíciles tiempos que se presentan en el mundo, cuando existe el deseo y el compromiso con la vida. Nos confirma que la cultura genera: fraternidad, libertad y apoyo mutuo entre los individuos y las naciones.

Para más información: https://asociaciondeescritoresmex.org/mxwp/

Para conocer el convenio clic aquí.


  • Obed González Moreno es escritor e investigador. Director de la Revista de Educación y Artes de la Asociación de Escritores de México A.C (AEMAC). Licenciado en Educación, con una pasantía en investigación científica, diplomado en la Escuela de Escritores de la SOGEM, México. Ha escrito libros de poesía y ensayo. Fue premiado en el “IV Concurso Internacional de Ensayo Latinoamérica a debate”, por la Universidad Latinoamericana de Medellín, Colombia, en 2019, y en el Concurso Internacional de Investigación Cinematográfica del Festival Cine en español de Málaga, España, en 2016. Es miembro de la Red de Investigadores sobre Cine Latinoamericano (RICILA).

“Él”, obsesión y detalle

La película “Él” relata la historia de Francisco Galván de Montemayor (Arturo de Córdova), un hombre religioso con unos principios morales muy estrictos que se enamora de Gloria Milalta (Delia Garcés); con el matrimonio se revelarán los celos compulsivos de Francisco que lo orillan a la paranoia. Imagen: “Él”. Dir. Luis Buñuel, México, 1953.

Por Karina Solórzano

En el primer manifiesto surrealista de 1924 André Bretón se pregunta “¿no cabe acaso emplear también el sueño para resolver los problemas fundamentales de la vida?”[1], la incorporación del material onírico en el arte y la desconfianza en la lógica de la razón fueron algunos de los elementos principales que engendraron el surrealismo.

Como Bretón en la literatura, en el cine el interés del Luis Buñuel por el surrealismo le hizo tomar ciertos elementos simbólicos para simular la realidad –y no representarla tal cual debería ser– en su cine hay imágenes que aluden al sueño, a lo irracional y a la pulsión erótica como medio de crítica a los valores de la burguesía.

La película “Él” (1953) es un buen ejemplo de esto. Relata la historia de Francisco Galván de Montemayor (Arturo de Córdova), un hombre religioso con unos principios morales muy estrictos que se enamora de Gloria Milalta (Delia Garcés); con el matrimonio se revelarán los celos compulsivos de Francisco que lo orillan a la paranoia.

El primer encuentro es importante porque en él se le da importancia al detalle y, en este caso, al fetiche, que funciona como un representante de otra cosa. En la antigüedad se le rindió culto a objetos como máscaras, vasijas, piedras que eran considerados como parte de un poder superior, tomándolos como una parte de un todo: una metonimia. Así, el fetiche también es una metonimia.

La primera escena de la película ocurre durante la ceremonia del lavado de pies del Viernes Santo, Francisco observa como el Padre (Carlos Martínez Baena) besa los pies de un monaguillo; de ahí, su mirada se traslada a los zapatos de una mujer, la cámara sube y descubrimos el rostro de Gloria. A lo largo del matrimonio y entre las crisis de celos, los zapatos de Gloria (el fetiche) serán recuerdo de ese momento. 

El surrealismo también exploró la representación del detalle en su relación con la lógica, porque la parte por el todo puede llevarnos a establecer conexiones alejadas de la razón, así se escribe un cadáver exquisito[2], por ejemplo. En su libro de memorias Buñuel escribe:los paranoicos son como los poetas. Nacen así. Interpretan siempre la realidad en el sentido de la obsesión[3].

Una de las escenas más importantes de la película ilustra magistralmente la paranoia: Francisco cita a Gloria en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y juntos suben al campanario, desde ahí, Francisco, megalómano, contempla a la gente. Esta escena inspiró otra muy similar en “Vértigo” (1958) de Alfred Hitchcock, película que también relata la obsesión de un hombre por la imagen de una mujer que lo cautivó.

Hay una conexión interesante entre el surrealismo y la locura en su interpretación del mundo y, en el caso del cine de Buñuel, dicha interpretación muchas veces funciona para cuestionar el orden normativo representado por la burguesía o la iglesia. El personaje de Francisco es un miembro de la clase alta que se relaciona con Gloria a través del delirio, el afán de pertenencia y la obsesión. 

Por eso cobra sentido la manera en la que el protagonista va perdiendo poco a poco la razón, al contrario de lo que sucede en otras películas como “Bella de día” (1967) en la que la relación de la protagonista (Catherine Denueve) con el fetiche es subversiva; Francisco cegado por su moral conservadora, no es capaz de cuestionarse sus principios.  

Para Buñuel, el sueño, la fantasía y el delirio tienen un potencial transgresor y a menudo, los personajes de sus películas se enfrentan a esta triada. Lejos de ser moralizante, los que optan por cuestionar sus propios valores encuentran una vía de conocimiento más interesante. Ante una moral prescriptiva, en el cine de Buñuel se elogia la libertad de pensar.


Bibliografía

[1] Bretón, André “Primer manifiesto surrealista” en Manifiestos del surrealismo”, Terramar Ediciones, España, 2007.

[2] Un texto formado con varios fragmentos escogidos “al azar”.

[3] Buñuel, Luis “Mi último suspiro”, De bolsillo, México, 2012.


  • Karina Solórzano es licenciada en Letras españolas por la Universidad de Guanajuato. Ha trabajado como editora y colaborado en diversos medios impresos y digitales en México. Actualmente escribe reseñas sobre cine en diversos sitios de Latinoamérica y España. Tiene un blog propio donde habla sobre cine, filosofía y sexo.

Invitan a enviar ponencias académicas para el Reino Unido

Por: Dirección de Comunicación,
Mexican Cultural Centre (MCC)

La Universidad de Nottingham será sede del XVIII Simposio de Estudios y Estudiantes Mexicanos en el Reino Unido. El evento académico se realizará del 8 al 10 de julio del presente año, lo organizan la Sociedad de Estudiantes Mexicanos en el Reino Unido (MexSocUK, por sus siglas en inglés), la Sociedad de Mexicanos de la Universidad de Nottingham, así como el Mexican Cultural Centre (MCC).

El simposio cuenta con el apoyo del Gobierno de México, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), la Embajada de México en el Reino Unido, el Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Reino Unido, la Coordinación del Programa de Posgrado en Artes y Diseño de la UNAM, el Premio Nacional de Diseño: Diseña México.  

XI Simposio de Estudios y Estudiantes Mexicanos en el Reino Unido, 2013. Fotografía: Lidia Á. García.

El formato del simposio consiste en presentaciones en inglés por estudiantes de posgrado en modalidad de ponencias cortas y posters académicos, además de conferencias magistrales, paneles de discusión y mesas redondas por destacados investigadores del Reino Unido, Europa y México. Los temas que se exponen en el evento académico son ciencia, tecnología, ingeniería, medio ambiente, salud, innovación, política y gobierno, relaciones internacionales, negocios, sociedad, cultura, literatura, historia, arte y comunicación.

Los interesados en participar tienen hasta el 27 de febrero para enviar su resumen en inglés al siguiente correo electrónico: symposium.mxuk.2020@gmail.com a la atención de Jorge Llamas Orozco, presidente del Comité Organizador. 


Es importante señalar que en la Universidad de Nottingham, nombraron como asesores principales del simposio a la profesora e investigadora Lidia Ángeles García González y Eduardo Estala Rojas, escritor y periodista, fundadores del Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido.

Como antecedente histórico: la MexSocUK es la fundadora del Simposio de Estudios y Estudiantes Mexicanos en el Reino Unido, iniciando sus actividades con catorce sociedades en el 2002, en el mes de abril de 2003 fue elegido el primer Comité Ejecutivo y el 1 de septiembre de 2003, se llevó a cabo la ceremonia oficial de la fundación en la London School of Economics (LSE), Reino Unido. El evento contó con la presencia del escritor y diplomático mexicano Carlos Fuentes (1928-2012), quien fungió como invitado especial y se convirtió en el padrino de la sociedad.

La MexSocUK tiene como misión promover la cooperación, comunicación e integración entre las veinte sociedades de alumnos mexicanos en el Reino Unido. Desde el 2013, organizan el “Reconocimiento Carlos Fuentes”, que se entrega al estudiante mexicano más sobresaliente del año en el Reino Unido. En la actualidad, es una Company House, este concepto oficial la convirtió el 29 de octubre de 2013, como el primer organismo mexicano de su tipo en el Reino Unido, con todas las responsabilidades y prerrogativas que provee la ley británica.

Para más información: http://www.symposiummx.com

Roma Díaz: 20 años de teatro en español en Chicago

Obra artística de Esperanza Gama. Técnica: lápices de colores sobre papel de algodón, 2019.

Por Eduardo Estala Rojas

En el Museo Nacional de Arte Mexicano de Chicago, se realizó el 21 de diciembre de 2019, un homenaje al director Roma Díaz (Morelia, Michoacán, México, 1968) por su trabajo de gestión, didáctica y promoción del teatro en español en la comunidad hispana a lo largo de veinte años en Illinois, Estados Unidos. 

Obra de teatro “Luvina” de Juan Rulfo, bajo la dirección de Roma Díaz, escenografía de Esperanza Gama y la asistencia técnica de Mario Torres. Foto: Rafael Ortiz Calderón.

Durante el homenaje se llevó a cabo la puesta en escena “Luvina” de Juan Rulfo, bajo la dirección de Roma Díaz, escenografía de Esperanza Gama y la asistencia técnica de Mario Torres. En la obra de teatro participaron: Lauro López, Sergio Silva, Juan R. Cruz, Héctor García, Marco Antonio Puente, Rafael Manzo, Luiza Franco, Itzel Cosme, Roberto Díaz Blanquel, Isis Cosme, quienes recibieron un reconocimiento del Mexican Cultural Centre (MCC) por su actuación.   

Lauro López recibió un reconocimiento especial por su trayectoria como actor protagónico durante veinte años en el teatro en español en Chicago. Foto: Rafael Ortiz Calderón.

Después se entregaron otros reconocimientos especiales a Lauro López por su trayectoria como actor protagónico durante veinte años en el teatro en español en Chicago, a Rogelio Olguín por su registro fotográfico de las obras de teatro de Roma Díaz desde 1999; también se mencionó a los actores protagónicos Carlos Jaime, Alfonso Seiva y Gerardo Quintero Rivera, que no pudieron asistir al evento y le desearon mucho éxito al homenajeado a través de videos y mensajes en las redes sociales de internet.

Como invitados de honor al homenaje se contó con la presencia de Hugo Salcedo y Juan Carlos Embriz. Foto: Rafael Ortiz Calderón.

Como invitados de honor al homenaje se contó con la presencia del dramaturgo Hugo Salcedo, así como de Juan Carlos Embriz, director de la Compañía Universitaria de Teatro de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM); ambos destacaron la importante labor teatral de Roma Díaz en México y los Estados Unidos.

Por su parte, Mario Torres, actor y asistente de dirección de Roma Díaz, dijo que a lo largo de estos años trabajando con él aprendió “la disciplina, la pasión al estar en un escenario, la importancia del trabajo colectivo y la relación del teatro con las otras artes, el poder llevar el teatro a la comunidad hispana a los barrios de Chicago, Pilsen y La Villita, con temas de contenido social que involucran a la comunidad de inmigrantes”.

Asimismo, el periodista y actor Gerardo Quintero Rivera, comentó que “el gran mérito de Roma Díaz es la paciencia, su visión teatral como director de primer nivel, pues con pocos recursos económicos hace magia para sacar adelante sus proyectos culturales”.

Finalmente, Esperanza Gama, artista visual, señaló lo siguiente: “El aprendizaje que encontré trabajando con Roma Díaz fue la paciencia y educación que tiene en su perseverancia para resolver situaciones que surgen trabajando en grupo. Con su Compañía de Teatro “El Tecolote” y sus direcciones en escena de obras de dramaturgos y escritores latinoamericanos ofrece a la comunidad inmigrante hispanoamericana un reencuentro cultural con la literatura, la música, la plástica en español en esta multicultural ciudad que es Chicago”.


            Breve semblanza del director

Roma Díaz: 20 años de teatro en español en Chicago. Foto: Rafael Ortiz Calderón.

Roma Díaz  estudió Literatura Dramática y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue alumno de Soledad Ruiz, Héctor Mendoza, Ludwik Margules, Rafael Pimentel, Marcela Ruiz Lugo, Germán Castillo y Héctor Gómez.

Fundó la Compañía de Teatro “El Tecolote” en Chicago, Illinois, Estados Unidos, en el 2006. Desde 1999 ha dirigido 28 obras de teatro en Chicago y suburbios de Illinois, entre las que destacan: “Volver a decir el mar” de Sergio Peregrina, “Los niños prohibidos” de Jesús González Dávila, “Cuando el tecolote canta…” de Maribel Carrasco,  “Un robo y una lotería” de Constancio S. Suárez, “Un misterioso pacto” de Oscar Liera, “El rescate” de Jairo Aníbal Niño, “Las rejas” de Carmen Natalia, “Adiós a un amigo” de Gerardo Quintero Rivera, “Sigue adelante Dolores” (Creación Colectiva-Instituto del Progreso Latino), “El fandango de los muertos” de Constancio S. Suárez, “Un cuento de Navidad” de Emilio Carballido, “La ley de Herodes” de Luis Estrada, “La vida inútil de Pito Pérez” de José Rubén Romero, “Pedro y El Capitán” de Mario Benedetti, “El muro” de Egon Wolff, “La pasión de Hidalgo” de Fausto Zerón Medina y Lauro López, “Comala” y “Luvina” de Juan Rulfo, “Ceviche en Pittsburgh” de José Castro Urioste.


Eduardo Estala Rojas. Foto: Lidia Á. García.

Eduardo Estala Rojas es el director fundador del Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido.  Actualmente es el asesor principal del evento académico más importante de estudios mexicanos en el Reino Unido: XVIII Symposium of Mexican Studies and Students in the United Kingdom, 2021, que se realizará en la Universidad de Nottingham.  

Ópera en Orizaba: “Acís, Galatea e Polifemo”, de Georg Friedrich Handel

En el Gran Teatro Ignacio de la Llave, Orizaba, Veracruz, México, se estrenó la nueva producción de la serenata “Acís, Galatea e Polifemo”, de Georg Friedrich Handel, con libreto de Nicola Giuvo. Foto: Ayuntamiento de Orizaba.

Por Mireya Buenrostro Murrieta

Con el apoyo de Eduardo Estala Rojas.

En las últimas décadas del siglo XIX, Veracruz, México, se perfilaba como una ciudad de crecimiento industrial y, por sus características geográficas, un centro mercantil marítimo. Esta influencia se expandiría hacia lo social y lo cultural, por ejemplo, para el año de 1875 se inauguraría en Orizaba uno de los teatros nacionales más antiguos y que sigue en funciones, en el que se presentaron grandes artistas internacionales, así como las obras de importantes compositores, músicos y directores de ópera nacionales y también orizabeños.

Por lo tanto, para preservar esa tradición operística en la ciudad, en el Gran Teatro Ignacio de la Llave, Orizaba, Veracruz, se estrenó la nueva producción de la serenata “Acís, Galatea e Polifemo”, de Georg Friedrich Handel, con libreto de Nicola Giuvo. Asimismo, se presentaron dos funciones: la primera, el 9 de agosto de 2019 a las 20:00 horas; la segunda, el 11 de agosto a las 13:00 horas. Este evento fue patrocinado por el Ayuntamiento de Orizaba y coordinado por el productor e investigador en ópera, César Octavio Moreno Zayas. Se debe agregar que se contó con el permiso de Drew Edward Davies para emplear su edición de la sinfonía en sol mayor de Ignacio de Jerusalén, asimismo el apoyo de DYNAMIC que facilitó el uso de sus audios para los promocionales del evento.   

Esta nueva propuesta logró reunir a varios artistas locales e internacionales, como el maestro José Antonio Espinal, quien dirigió la OFAM (Orquesta Filarmónica de las Altas Montañas); a su vez, la maestra Magda Rey interpretó al personaje de Acís; por su parte, la maestra Mónica Covarrubias encarnó a Galatea; así pues, el bajo Raúl Molares representó al cíclope Polifemo y el maestro Emmanuel Pool se encargó de la edición de partitura y traspunte. “Esta serenata, además de ser interpretada con orquesta completa, fue presentada con una novedosa producción con diseños de escenografía y vestuario de la artista Svitlana Biedarieva y con la dirección escénica de Braulio Amadís”.[1]

Es importante señalar que esta obra tiene como antecedente la presentación de la ópera mexicana “Eugenia” (2015) del maestro orizabeño Armando Ortega, igualmente coordinada por el Dr. César Octavio Moreno Zayas. La cual motivó a seguir “el desarrollo de un proyecto de ópera a gran escala. La propuesta vino en 2016 y se dieron diversas reuniones con autoridades locales y artistas para presentar la propuesta más adecuada que considera el contexto de ópera a nivel local, nacional e internacional (…) La selección recayó en Handel y en particular su “Acís, Galatea y Polifemo”, estrenada en 1708 en Nápoles. A través de esta obra se busca fomentar el género operístico fuera de los pocos centros comunes para la ópera en México, también adicionar un título al repertorio nacional y hacer un trabajo con el público local presentándoles un proyecto atractivo y de gran calidad”.[2]

Por otro lado, la nueva función de “Acís, Galatea e Polifemo”, comenzó “con la interpretación de la sinfonía en sol mayor de Ignacio de Jerusalén, la cual se usó como obertura (…) A lo largo de la obra atestiguaremos el desarrollo de un pleito eterno entre Polifemo, que quiere obligar a Galatea para que lo ame, y Galatea, la cual se niega a esto. Acís, en más de una ocasión increpa a Polifemo y apela al amor y la paz como una solución. Al final, el enemigo de la pareja asesina al joven Acís y Galatea yace desolada. Polifemo, primero triunfante, luego pensativo y temeroso, atestigua como el joven Acís es inmortalizado en forma de un río para que así su historia perdure y el amor triunfe. Un trio final sirve de conciliación de esta historia: Quien bien ama, tiene por objetivo el fiel amor, con sincera perseverancia. Aunque los placeres falten, nunca falte la esperanza”.[3]

Si bien, el equipo de “Acís, Galatea e Polifemo”, sugirieron poner atención a:

  • “Ver las acciones y escuchar la música. La música le dirá cuándo es un estruendo, un idilio, una discusión o un rechazo. Las melodías y armonías junto a la escena dirán todo lo que está pasando”, expresó la maestra Magda Rey.
  • “Recomiendo observar el conflicto que hay entre el amor de Galatea con Polifemo y el amor que Acís tiene por Galatea, ya que ambos amores son muy diferentes”, dijo el maestro Raúl Morales.
  • “Las pasiones de los tres personajes se desbordan en el enfrentamiento del amor que se tienen Acís y Galatea, por una parte, y el deseo de Polifemo por poseer el corazón fiel de la pretendida. Emocionalmente, nos enfrentamos ante dos tipos de amor: el platónico y el carnal”, comentó el director escénico Braulio Amadís.[4]

Otro rasgo importante de la serenata barroca “Acís, Galatea e Polifemo”, es que “es un estreno en Latinoamérica (…) Es todo un reto para cualquier ciudad producir una ópera que, de entrada, no sea un repertorio por lo que ni la orquesta, ni los cantantes la tienen aprendida. Además de realizar una nueva producción, ha sido un titánico esfuerzo de parte de todos los integrantes que participamos y del municipio de Orizaba, quien generosamente ha patrocinado esta inolvidable producción”, [5] señaló el director musical José Antonio Espinal.   

En cuanto a los resultados obtenidos de la puesta en escena, el productor César Octavio Moreno Zayas, indicó que “hacer un proyecto como “Acís, Galatea e Polifemo” tiene un impacto que abarca a diversos grupos. Por un lado, la comunidad artística local se vio beneficiada en tener cantantes profesionales y un director especializado, de manera individual los músicos lograron adquirir experiencia en la interpretación de la obra y en particular del estilo barroco, de ahí que la orquesta obtuvo una capacitación intensa en el ámbito de la ópera. Además, el público logró acercarse a una representación desconocida en los teatros latinoamericanos y pudieron apreciar una hermosa partitura, esto amplió el panorama y causó curiosidad en el público, tanto orizabeño como nacional. Asimismo, las autoridades locales lograron ver el potencial de atención que tiene la ópera y en particular la programación cuidadosa que esta puede tener. Más aún, los cantantes lograron participar en un proyecto novedoso, también se vieron crecidos artísticamente y se les dio promoción nacional e internacional. Finalmente, los críticos de ópera como Lázaro Azar, Manuel Yrizar, Jorge Vázquez Pacheco, así como los medios electrónicos de 9 Musas (con sede en Barcelona) y Opera Wire, de New York, estuvieron muy interesados en conocer y divulgar este proyecto, augurando una positiva continuidad”.  

Para concluir, este notable evento tuvo una nutrida asistencia, entre las que destacan las autoridades municipales de Orizaba, así como figuras del medio cultural orizabeño (maestros de música y estudiosos culturales), también vinieron críticos de ópera de la Ciudad de México y Xalapa, además se contó con la participación del público local de diferentes lugares de Veracruz. Por lo que refiere al precio de los boletos figuraron entre los $50 MXN en el tercer nivel, $100 MXN en el segundo nivel, $150 MXN en el primer nivel y $200 MXN en la planta baja.  

  • Semblanza  del productor e investigador en ópera: César Octavio Moreno Zayas, mexicano, es investigador y productor de ópera. Estudió el doctorado en Música en la Universidad de Nottingham, Reino Unido. Produjo el estreno en Latinoamérica de la serenata “Acís, Galatea e Polifemo”, este 2019 para la ciudad de Orizaba, Veracruz, México; también coordinó el rescate de la ópera “Eugenia” del maestro orizabeño Armando Ortega en 2015; asimismo colaboró con la Ópera Juvenil de Xalapa en la realización de Flash Mobs de ópera en 2011. Su labor académica es destacada y ha participado en importantes congresos internacionales en ópera, por ejemplo: en la Academia Sibelius, la Universidad de Copenhague o la Universidad de Nottingham. Publica frecuentemente con el Mexican Cultural Centre (MCC) y colabora con 17, Instituto de Estudios Críticos en el área de semiótica y también coordina seminarios especializados en ópera. Ha trabajado como docente e investigador en ópera y lingüística en la UV, UVI, Universidad Anáhuac y UAM. Sus próximos proyectos son la presentación de una ponencia sobre globalización y ópera en la Escuela Estatal de Música Gnessin en Moscú, co-coordina el Certificado Perspectivas Contemporáneas en Semiótica: Arte, Sociedad y Digitalidad que imparte en 17, Instituto de Estudios Críticos; participa en la coordinación del SEMIOFEST 2020.

  • Mireya Buenrostro Murrieta, colabora en el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido. Egresada de la Licenciatura en Historia por la Universidad de Guanajuato, México. Realizó en el 2017-2018 su Servicio Social Profesional (SSP), en la Alianza Francesa de Guanajuato, bajo la tutoría académica de Eduardo Estala Rojas.

Bibliografía:

[1] Dossier de prensa, “Ópera en Orizaba. Un hito artístico”, pág. 1, 2019.

[2] Ibidem, pág. 2, 2019.   

[3] Programa de mano, “Acís, Galatea e Polifemo”, pág. 4, 2019. 

[4] Ibidem, pág. 5, 2019.

[5] Ibidem, pág. 6, 2019.

Cuarta, quinta, sexta y séptima relatoría del 80 Aniversario de la Respetable Logia Simbólica Independencia 250, Guanajuato, Gto., México

En el Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México. De izquierda a derecha: Ing. José Domingo Constantino, Mtro. Guillermo Gómez Jiménez, Mtro. Juan Francisco Velázquez González, Dr. José Humberto Zenteno Manzano, Mtro. Antonio Galván García. Fotografía: Eduardo Estala Rojas / Mexican Cultural Centre (MCC), 2019.

Por Mireya Buenrostro Murrieta

Con el apoyo de Eduardo Estala Rojas.

Los días 21, 23, 24 y 28 agosto de 2019 con motivo del 80 Aniversario de la Respetable Logia Simbólica Independencia 250, Guanajuato, Gto., México, se presentaron las conferencias magistrales y mesas redondas acorde a distintos ejes temáticos. Así pues, se contó con la participación del Mtro. Rodolfo Matías Fernández Olivieri, el Mtro. Enrique Eduardo Azanza Liera, el Mtro. Jesús Ortega Rodríguez, el Mtro. Eduardo Atzayácatl Rétiz Licona, el Mtro. Héctor Merino Núñez, el Arq. Ricardo Almanza Reyes, el Mtro. Guillermo Gómez Jiménez, el Mtro. Juan Francisco Velázquez González y el Dr. José Humberto Zenteno Manzano.

Además, este magno evento se llevó cabo desde el 30 de julio al 28 de agosto, con la coparticipación en la organización y patrocinio del Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido, así como la Respetable Logia Simbólica Independencia 250, bajo la coordinación de Antonio Galván García y Eduardo Estala Rojas. Participando destacados masones pertenecientes a la Gran Logia del “Valle de México”, la Respetable Logia Simbólica Independencia 250, la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, Respetable Logia Lux Fideli 598, Respetable Logia Antares 155, y la Logia de Perfección Jerusalén 275.

“Ejercicio del principio: Filantropía”

En la última mesa redonda, con la temática “Ejercicio del principio: Filantropía”, el Mtro. Juan Francisco Velázquez González, compartió que “es difícil saber en qué forma podemos ayudar a nuestros hermanos del mundo profano. A pesar de que no se debe divulgar lo que se aprende en los talleres, existieron varios maestros que han abierto el conocimiento para ayudar a los demás. Por ejemplo, hace muchos años, en la logia Independencia 250, hubo un hermano llamado Pedro Vargas y su mayor labor fue alfabetizar a mucha gente, después de su trabajo iba a enseñar, a leer y escribir a las personas de comunidades marginadas”.

De manera análoga, el Dr. José Humberto Zenteno Manzano, acentuó que “lo primero que tiene que hacer el hermano masón, que entran a una logia, es que él se debe conocer así mismo para ayudar a todos los demás. Si nosotros no nos conocemos no sabemos hasta dónde podemos llegar y qué podemos hacer. Uno de los secretos que se tiene es; que el poder está en la mente humana, todo lo que podemos ver (mesas, libros, micrófono, sillas, hojas) ha bajado de la imaginación del ser humanoa”.

Para ilustrar mejor, el Mtro. Guillermo Gómez Jiménez, señaló que “Shriners es la representación filantrópica más reconocida a nivel mundial de la masonería. En 1870, Walter M. Fleming y William J. Florence, crearon la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Santuario Místico, la cual sería el inicio para la creación de hospitales dedicados a tratar a los niños con poliomielitis. Ellos se dieron cuenta que la mejor manera de ayudar a un niño es no cobrar su tratamiento. Con el paso del tiempo se recreó esta actividad en otros países como Alemania, Argentina, Canadá, México, Tailandia, entre otros. Actualmente, existen 23 hospitales que auxilian en más de 20 patologías a niños, sin ningún costo”.

Concluyendo así a las 17:30 horas con este evento las celebraciones del 80 Aniversario de la Respetable Logia Simbólica Independencia 250, Guanajuato, Gto., México. Acorde a ello y la temática de los ejes transversales abordados, es que se trató de abrir una ventana al mundo sobre el quehacer de la masonería, así como dar a conocer de qué trata su labor en el mundo y la sociedad. Es importante resaltar que se logró debatir diferentes puntos de vista en cuestiones históricas.

“Simbología masónica en el Teatro Juárez”

En el Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México. De izquierda a derecha: Arq. Ricardo Almanza Carrillo, Eduardo Estala Rojas, director del Mexican Cultural Centre (MCC), Mtro. Antonio Galván García. Fotografía: Mireya Buenrostro Murrieta / Mexican Cultural Centre (MCC), 2019.

El arquitecto Ricardo Almanza Carrillo, candidato a maestro en Desarrollo Docente en el Instituto de Investigaciones Educativas de la Universidad de Guanajuato, impartió el tema “Simbología masónica en el Teatro Juárez”. Asimismo, en su tesis refiere que “el Teatro Juárez se construyó como un templo masónico, dedicado a la diosa principal “Erato”, la musa que representa la poesía lírica erótica. La cual no está representada como las demás musas, sino que ella domina todo la construcción a través de la simbología que la acompaña”.

“A causa de que varios guías de turistas (incluso académicos del tema) transmiten el sofisma de que la novena musa está representada en otro lugar lejano y que siendo el neoclásico un estilo austero en sus formas decorativas, me cuestioné: ¿por qué el Teatro Juárez tiene mucha simbología hermética, al menos en su decoración? Fue así como me interesé en buscar los significados de tal simbolismo”, especificó.

Sin embargo, menciona que tal tesis requirió un trabajo especializado: “primero, procedí al análisis de la fachada, apliqué las proporciones con los ángulos de 30º y 60º. Lo cual resultó que los ángulos coinciden con la ubicación de las musas, los espacios de las cornisas, el grosor de los espacios, los arranques de las puertas. ¡Esto no es casualidad!, esto es obra de un pensamiento pre-claro. Así pues, para no quedarnos nada más con ello, apliqué el estudio de 45º, arrojando algunos datos interesantes, por ejemplo, en el entablamento se puede marcar un triángulo, símbolo indiscutible a la alegoría masónica; así también el estudio de la proporción aurea con el número de oro arrojó interesantes resultados”.

Pongamos por caso, “el pórtico posee doce columnas, que pueden representar los doce trabajos de Hércules, además de relacionarse con el desarrollo continuo del masón para dejar todos los vicios y defectos, al estar puliendo su piedra con el trabajo continuo. Además, la lira la tenemos por todos lados del teatro, misma que representa la armonía”, explicó.

Otro rasgo que es preciso recalcar, es su hipótesis referente a que el gran candil de estrella localizado en el salón principal tiene seis puntas: “¿qué están marcando esos seis puntos? En definitiva, están marcando rumbos cardinales. Curiosamente una de las flechas atraviesa por Irapuato, otra señala en dirección hacia Morelia; la más significativa es la alineada hacia la Ciudad de México; lo que me desconcertó muchísimo es la que coincidiría exactamente con la parte del norte magnético; la otra línea señalaría hacia Tampico, Tamaulipas, y seguiría en consecuencia hacia New York”, interpretó.

Concluyó precisando que “esto no se construye por decisión de Don Porfirio Díaz, sino que sus artífices fueron los gobernadores en el Estado, fue mucha gente, quien aportó su conocimiento para desarrollar todo este simbolismo, debieron de haber participado muchísimas personas, por cuyo resultado tenemos un templo dedicado al arte real, a una diosa que nos va a inspirar, pero están todas las demás que nos ejemplifican ese trabajo en silencio y en secreto”. Terminando así a las 16:30 horas.

“Pasado, Presente y Futuro de la influencia masónica en la política mexicana”

En el Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México. De izquierda a derecha: Mtro. Jesús Ortega Rodríguez, Mtro. Eduardo Atzayacatl Retiz Licona (Gran Secretario de la Muy Respetable Gran Logia del “Valle de México”), Mtro. Héctor Merino Núñez. Moderó: Mtro. Antonio Galván García. Fotografía: Eduardo Estala Rojas / Mexican Cultural Centre (MCC), 2019.

El maestro en Administración Pública, por el Instituto Nacional de Administración Pública, (INAP), Eduardo Atzayácatl Rétiz Licona, impartió el tema “Pasado, Presente y Futuro de la influencia masónica en la política mexicana”. Su objetivo fue hacer un reencuentro de la historia oficial con la historia que tiene la masonería y complementar así una visión más justa de los hechos históricos.

Por lo que se refiere al estudio de la masonería mexicana, destaca que “esto es bastante complejo, especialmente por el carácter iniciático de nuestra institución, a ello habrá que añadir que por sucesos históricos, muchas veces se carece de documentos o información fehaciente de muchas personas que pertenecían a la orden en nuestro país. Ya que la Masonería siempre fue perseguida y satanizada por la religión católica. Por lo que sólo me permitiré enunciar lo que a la fecha pudimos escrudiñar en algunos libros e investigaciones”.

Mencionó que “las primeras actividades masónicas se manifestaron desde 1782 en adelante. Algunos estudiosos como José María Mateos, Ramos Estrada y Aguilar, Julián Gascón Mercado, coinciden que en 1808 se establece la primera logia, ubicada en la antigua calle de las Ratas, No. 5, que es ahora la No.73 de la séptima calle de Bolívar en la Ciudad de México. Algunos de sus miembros fueron Eugenio Martínez, Don Feliciano Vargas, Don Miguel Domínguez, Don Miguel Hidalgo y Costilla, Don Ignacio Allende. Si se ha aceptado esa hipótesis es porque se cuenta con el testimonio del sabio Don Nicolás Rangel. Se puede suponer que tal logia era del Rito Francés”.

Con el paso del tiempo, “en 1825 nació el Rito Nacional Mexicano dadas las diferencias entre el Rito Escocés y el Rito Yorkino. Este buscaba trabajar con más armonía en el país utilizando las cualidades de los masones escoceses y de York, a este mismo se agregaron mexicanos que no pertenecían a ningún otro rito. En una época fue el único autorizado para funcionar en el México independiente, asimismo uno de los logros más notables fue el haber influido en la Constitución Política de 1857, la que dio pauta a la Guerra de Reforma”, denotó.

En consecuencia, fueron naciendo nuevas logias de diferentes ritos, como “la denominada Unión Fraternal, del rito escoses, fundada por el señor Pedro Abad, en la Ciudad de México, con carta patente del Gran Oriente Neo Granadino y posteriormente se formó lo que ahora conocemos como la Muy Respetable Gran Logia Valle de México”, dijo.

Cabe aclarar que los historiadores que no pertenecen a alguna Orden “no alcanzan al resolver la ecuación histórica de como los masones a los que no lo son, les está permitido relacionarse en política y en religión, desde el punto de vista ritualístico por lo tanto, perciben cosas contrarias. La masonería ha sido un elemento esencial, aun así existen evidencia en la literatura antimasónica que la acusaban de ser enemiga del poder establecido y el cimiente de toda disolución social”, manifestó.

Es por esto que, hace una reflexión, la cual remite a que “este rencuentro histórico nos debe permitir resaltar la importancia de la masonería en la historia política, donde se debe de reconocer que el único deber que tenemos con la Historia es la obligación de seguirla reinscribiendo, debemos dejar de ser espectadores para empezar a ser actores y tener la oportunidad de continuar trabajando en bien general de la humanidad”, finalizó a las 17:20 horas.

“Una mirada: La influencia de la masonería en América Latina”

El escritor y ensayista Jesús Ortega Rodríguez, impartió el tema “Una mirada: La influencia de la masonería en América Latina”. Para empezar, esta ponencia figuró en tres aspectos: responder las dudas que rodea a la masonería, cómo la Orden ha influido en Latinoamérica y una introspección sobre la actualidad.

Enunció que “los masones son buscadores de la verdad y poseen la conciencia de que nadie tiene la verdad absoluta, pero muchos tienen una parte de esa verdad o certeza parcial. Por ello esa búsqueda del ideal debe ser continua y colectiva, misma que hacen a través de la formación de logias donde se juran respeto mutuo, solidaridad, se aman los unos a los otros. Se reúnen un día a la semana en donde discuten temas trascendentes para los seres humanos: la virtud, el vicio, los motivos de la vida, el concepto de Dios, temas científicos, filosóficos, espirituales, metafísicos o esotéricos. Esto lo hacen para que la humanidad sobreviva”.

En el núcleo de esta charla resaltó que “las luchas independentistas americanas fueron consecuencia casi directa de la Revolución Francesa y la Independencia Norteamericana. Podemos decir que estas revoluciones cambiaron el paradigma de gobierno de la monarquía al régimen republicano y que son el resultado de ese colegio invisible: la masonería”.

Más allá de los aires libertadores en América, también sirvieron de inspiración para la floreciente literatura, por ejemplo, “el venezolano Andrés Bello, quien crea toda la gramática del español; en Cuba, al extraordinario José Martí; el lingüista colombiano José Antonio Caro; los mexicanos Ignacio Ramírez y Vicente Riva Palacio, auténticos caudillos que refundan la literatura en América, por mencionar algunos”, declaró.

Para concluir, debemos comprender que “ningún régimen de gobierno será eficiente si cae en la corrupción, el gran ejemplo es nuestro país. En otras palabras, cualquier sistema será eficaz si se conduce con justicia, lo digo sin tapujo, con amor y compasión por los semejantes”, agregó.

“El futuro de la masonería aplicada para la humanidad”

El médico veterinario y técnico básico en la Gestión Integral de Riesgo, el Mtro. Héctor Merino Núñez, impartió el tema “El futuro de la masonería aplicada a la humanidad”, la cual va enfocada a cuestionar los cambios sociales que existen en la época actual y ofrece una propuesta de trabajo para las logias hermanas.

Inició comentando que en décadas anteriores las personas fueron educadas de una manera, en donde lo importante era la enseñanza de los valores y principios éticos. Pongamos un caso, “antes era importantísimo la reunión familiar, estábamos reunidos en cada comida o fines de semana, platicábamos y dialogábamos entre los demás miembros. Ahí es donde se abrevaban los principios”, expresó.

Además, considera que las personas contemporáneas están perdiendo el respeto hacia los símbolos patrios, el respeto hacia los adultos mayores, a proteger al necesitado, entre otros aspectos más. A consecuencia de que “ahora la niñez no está siendo educada por maestros interesados en esos principios y valores. Ahora están más enfocados al internet, en la cual existe mucha información distorsionada y sin sentido, en la televisión aparecen programas de violencia, narcos, en general cosas negativas”, manifestó.

Sin embargo, “prevalece un grupo de personas que sí están interesados en mantener esos principios, en tener moral, al estudiar filosofía, a ser hombres libres y de buenas costumbres, se les dice: masones. En esta lista de personas figuran personajes como Miguel Hidalgo, Simón Bolívar, Plutarco Elías Calles; en el aspectos artísticos; Walt Disney, Cantinflas; en el campo científico a Fleming, creador de la penicilina, así como a Jean Henry Dunant, creador de la Cruz Roja”, dijo.

En segunda instancia, hace una reflexión en la cual considera que “el futuro de la masonería es seguir luchando para que se transforme. Están cambiando nuestras corrientes ideológicas, pero estamos convencidos de poder ir recuperando principios (ideológicos, idiosincráticos y cosmogónicos) en los adolescentes y niños, en dos pasos: la primera, el sistema educativo tiene que retomar clases de civismo e historia; el segundo, como padres de familia tenemos que poner el ejemplo del respeto y de las obligaciones”, puntualizó.

Como resultado, propone que “aparte de estudiar en nuestras logias, lo aprendido se debe poner en práctica. Es muy bonito estudiar, aprender, compartir con los hermanos, pero tenemos que ponerlo en práctica afuera, ¿cómo? un ejemplo, ir de voluntarios, ir ayudar al prójimo, al necesitado, ir a reforestar y preservar ante todo la ecología”, ultimó.

“Símbolos y alegorías masónicas en el Museo Palacio de los Poderes, una reflexión”

En el Museo Palacio de los Poderes de la ciudad de Guanajuato, México. De izquierda a derecha: Mtro. Enrique Eduardo Azanza Liera (México) y el Mtro. Rodolfo Matías Fernández Olivieri (Argentina). Moderó: Antonio Galván García. Fotografía: Eduardo Estala Rojas / Mexican Cultural Centre (MCC), 2019.

El presidente de la Sociedad Académica de Historiadores Iberoamericanos, capitulo Guanajuato, el Mtro. Enrique Eduardo Azanza Liera, impartió el tema “Símbolos y alegorías masónicas en el Museo Palacio de los Poderes, una reflexión”. En el detalló que, en 1988, realizó un trabajo en conjunto con Enrique Arellano, “el cual consistía en ver las relaciones numéricas que había en el actual edificio Museo Palacio de los Poderes y su relación con la secuencia de Fibonacci, la proporción aurea, la geometría sagrada, etc. Tristemente todos esos apuntes con las medidas y dibujos de muchas cosas interesantes que descubrimos se perdieron en un incendio, en el que afortunadamente salvé la vida”.

En primer lugar, fue construido entre 1897 y 1900, por mandato del gobernador Joaquín Obregón González, quien “comisiona al ilustre relojero y arquitecto inglés Don Cecilio Luis Long, la construcción de un nuevo edificio sede para los Poderes del Estado, en lugar de la vieja mansión del Marquesal de San Clemente. Algunos materiales fueron reutilizados en la construcción del nuevo edificio como algunas maderas y casi toda la piedra de cantera. Su costo ascendió a $150,103.50 pesos”, emitió.

Su trabajo está orientado a describir de manera entrelazada los componentes arquitectónicos del Museo Palacio de los Poderes con los simbolismos masónicos. Como muestra dijo: “La puerta no tiene cerradura, se abre desde adentro, esto nos recuerda que para ingresar a la Orden se tiene que saber tocar al templo, como lo han hecho los hermanos masones para ser admitidos, es para quien sepa tocar”, enfatizó. Similarmente, “en la parte superior del portón está el mascarón de una mujer que posiblemente sea Palas Atenea por su diseño y al ser esta diosa, junto con Hércules, los que estaban en el Oriente de las logias antiguas simbolizan la inteligencia y la fuerza”, declaró.

A su vez, destacó que “ojalá el conocimiento masónico se aplicara y lo aplicaran las personas que se dedican a la política. Ya que encontramos en el salón verde, el lugar donde se tomaban las decisiones que afectaban o beneficiaban al pueblo, un ejemplo más de simbolismo masónico en un monumental sombrillero que es un gran timón con un espejo oval al centro y una lira arriba. Primero, la lira es símbolo de dominio a través del sonido y de la matemática, así como de lo animal de uno mismo, serviría para confrontarse ante sí mismo y establecer con ello el gran principio de respeto y fraternidad ante los demás. Los brazos del timón forman la rosa de los vientos, que decide hacia dónde vas, asimismo símbolo de la verdadera y precisa dirección a seguir, todos los objetos circulares y brillantes ahí presentes son astros. Por lo tanto, estás ante el sol teniendo el objetivo de llevar el barco de la nación con justicia y armonía, entre tus semejantes, tus iguales y tus compañeros, pero sobre todo viéndote a ti de frente a un espejo”.

Si bien, considera hacer la observación de que “toda obra en la masonería está prescrita y delimitada. O sea, que en una obra masónica nada se deja al azar, nada se improvisa. Sobre la forma de sumar vamos hacer uso de minimizaciones, esto es reducir un número a su mínima expresión: 33, 3+3=6. Así, por ejemplo, en el primer cuerpo de este edificio están distribuidos cuatro paredes de ventanas que anudadas a la parte central que dan el 9, es decir, tres veces el tres. El número tres es importante para el masón, ya que es la síntesis del hombre, producto de la intervención de lo divino”, finalizó a las 19:20 horas.

“La intervención de la masonería en Latinoamérica”

Latinoamérica ha sido el escenario de múltiples cambios sociopolítico, económicos, así como el lugar escogido por varios personajes históricos para poner en práctica los ideales masónicos. Con respecto al tema: “La intervención de la masonería en Latinoamérica”, el Mtro. Rodolfo Matías Fernández Olivieri, originario de la ciudad de Esquina, Argentina, expresó que “también es importante reconocer el trabajo de los jesuitas. Como sabemos, fueron expulsados por la real pragmática y eran los que realmente iluminaban a los aborígenes con educación, por tanto, a los españoles no les gustaba ya que estos comenzaron a reclamar derechos que nunca iban a tener”. 

Otro punto importante que mencionó es que “el plan que tenían las Logias Lautarianas, conformadas por hombres revolucionarios argentinos y chilenos, era independizar América del Sur del imperio español y establecer una Monarquía constitucional con un rey inca o europeo”. Como lo demuestra la historiografía Latinoamericana, fue en Londres donde se funda la logia Gran Reunión Americana por el libertador Francisco de Miranda en 1798.

Para concluir, más allá de los resultados obtenidos de la emancipación americana “esta entidad discreta no está ni en contra, ni en disenso con la iglesia católica. El hombre tiene que tener dos cosas sólidas en la vida: la parte espiritual (la religión) y la parte filosófica que es la masonería”, ultimó a las 17:40 horas.

Para leer las relatorías completas:

Primera: https://wp.me/p3TCCF-1RP Segunda:  https://wp.me/p3TCCF-1Sj Tercera: https://wp.me/p3TCCF-1SB


  • Mireya Buenrostro Murrieta, colabora en el Mexican Cultural Centre (MCC), Reino Unido. Egresada de la Licenciatura en Historia por la Universidad de Guanajuato, México. Realizó en el 2017-2018 su Servicio Social Profesional (SSP), en la Alianza Francesa de Guanajuato, bajo la tutoría académica de Eduardo Estala Rojas.

En México: “La línea del frente. Arte ucraniano, 2013-2019”

Yevgen Nikiforov. Fotografía de la serie: “On Republic´s Monuments” (Sobre los Monumentos de la República), 2018. 

Por César Octavio Moreno Zayas

En contextos de gran turbulencia, en aquellos lugares donde las protestas públicas por alguna causa o alguna queja social aparecen, el arte juega un papel preponderante. Una manifestación artística no sólo expondrá una situación, también podrá participar en la activa discusión sobre el presente y futuro de dicha sociedad. En un momento como el actual, en que vemos protestas activas que luchan por derechos, por la seguridad, por su reconocimiento o por diversas causas, es cuando un proyecto como “La Línea del frente. Arte Ucraniano, 2013-2019”, es realmente apropiado y contribuye no sólo a entender los sucesos del país europeo, sino también ayuda a comprender y discutir el papel activo que las manifestaciones artísticas tienen en cualquier movimiento social.

Ucrania vivió en 2014 uno de los más intensos años desde su independencia de la Unión Soviética en 1991. El presidente Víktor Yanukóvich rechazó en 2013 un acuerdo muy popular con la Unión Europea en pro de apoyar un acuerdo propuesto por Rusia. Se realizaron diversas manifestaciones en las que participó la población en el frío invierno de 2013-2014, lo que eventualmente provocó la caída del presidente ucraniano. Posterior al cambio gubernamental se dio la anexión de Crimea por parte de Rusia y aparecieron los conflictos armados al este del país en la frontera con Rusia en el área conocida como Dombás y que comprende el óblast de Donetsk y Lugansk.

“La Línea del Frente. Arte Ucraniano, 2013-2019”, es un proyecto multidisciplinario y primero en Latinoamérica en presentar arte ucraniano contemporáneo, una muestra de documentales y una serie de mesas redondas que aborden la situación de Ucrania y cómo los hechos de los últimos años han tenido una manifestación en las diversas expresiones artísticas. Este mayúsculo proyecto involucra a artistas ucranianos de talla internacional que han participado en eventos como la Bienal de Venecia, Manifesta y Documenta, además de académicos y especialistas mexicanos y ucranianos. Tres sedes en la Ciudad de México serán las que hospedarán La Línea del Frente: El Museo Nacional de las Culturas exhibirá del 25 de septiembre al 20 de diciembre de 2019, obras de destacados artistas como Yevgen Nikiforov, Piotr Armianovsky, Olia Mykhailiuk, Roman Minin, Eugenia Belorusets, Kristina Norman, Lada Nakonechna, Mykola Ridnyi, entre otros. El Museo de Memoria y Tolerancia reunirá todos los sábados de octubre de 12:30 a 14:30 horas a académicos, artistas ucranianos y mexicanos que en 4 mesas redondas discutirán los puntos clave de este proyecto y de sus participantes. La Cineteca Nacional exhibirá 10 documentales en noviembre de 2019 por reconocidos cineastas ucranianos como lo son Sergii Loznytsia, Svitlana Shymko, Kateryna Gornostai, Maria Stoianova, Petro Armyanovski o Natalia Babintseva.

“La Línea del Frente. Arte Ucraniano, 2013-2019”, coordinado por Svitlana Biedarieva y Hanna Deikun, expertas en el estudio del arte contemporáneo, logra crear un proyecto internacional que une las diversas realidades y experiencias de ambas regiones y permite el desarrollo de un diálogo entre ellas. Diálogo que se apetece fructífero en momentos en que América Latina también hace frecuente uso del arte para poder manifestar sus inquietudes, temores, ideas y anhelos. De tal suerte que este proyecto además de permitir conocer la situación de Ucrania, expresada por sus mismos artistas, cineastas y directores, favorecerá la autoreflexión sobre los problemas contemporáneos y cómo el arte contribuye a expresarlos, discutirlos, polemizarlos e incluso remediarlos.

Para más información clic aquí.


  • César Octavio Moreno Zayas, mexicano, es investigador y productor de ópera. Estudió el doctorado en Música en la Universidad de Nottingham, Reino Unido. Produjo el estreno en Latinoamérica de la serenata “Acís, Galatea e Polifemo”, este 2019 para la ciudad de Orizaba, Veracruz, México; también coordinó el rescate de la ópera “Eugenia” del maestro orizabeño Armando Ortega en 2015; asimismo colaboró con la Ópera Juvenil de Xalapa en la realización de Flash Mobs de ópera en 2011. Su labor académica es destacada y ha participado en importantes congresos internacionales en ópera, por ejemplo: en la Academia Sibelius, la Universidad de Copenhague o la Universidad de Nottingham. Publica frecuentemente con el Mexican Cultural Centre (MCC) y colabora con 17, Instituto de Estudios Críticos en el área de semiótica y también coordina seminarios especializados en ópera. Ha trabajado como docente e investigador en ópera y lingüística en la UV, UVI, Universidad Anáhuac y UAM. Sus próximos proyectos son la presentación de una ponencia sobre globalización y ópera en la Escuela Estatal de Música Gnessin en Moscú, co-coordina el Certificado Perspectivas Contemporáneas en Semiótica: Arte, Sociedad y Digitalidad que imparte en 17, Instituto de Estudios Críticos; participa en la coordinación del SEMIOFEST 2020.