El secreto de cómo recordar a Offenbach

La nueva producción de Les Contes d’Hoffmann (Los Cuentos de Hoffmann) en el Palacio de Bellas Artes, México. Fotografía: Carlos Alvar.

Por César Octavio Moreno Zayas

2019 fue el año para conmemorar a Jacques Offenbach a 200 años de su nacimiento. Hubo dos eventos en México en diciembre que sirvieron para esto: La nueva producción de Les Contes d’Hoffmann (Los Cuentos de Hoffmann) en el Palacio de Bellas Artes y Les deux Aveugles (Dos Ciegos) que se presentó en la Cineteca Nacional. Hablaré aquí de estas curiosas propuestas.

El martes 10 de diciembre asistí a la segunda función de Les Contes d’Hoffmann (Los Cuentos de Hoffmann). El libreto de esta obra fue escrito por Jules Barbier y narra las vicisitudes amorosas del escritor Hoffmann, quien luego de narrar sus fallidas experiencias románticas, decide entregarse a la musa; i.e. a la inspiración. Esta ópera estructurada en un prólogo, tres actos y un epílogo hace uso de una forma relativamente similar a lo largo de toda la historia. Por un lado tenemos a Hoffmann y a Nicklausse, amigo de Hoffmann, este amigo además eventualmente se presenta como La Musa, también está Lindorf que se presentará como el ente malvado que arruina los planes amorosos del protagonista y también Stella que es la última conquista amorosa de Hofmann, que aparecerá en los tres actos con nombres diferentes: Olympia, Antonia y Giulietta.  

La nueva producción de Les Contes d’Hoffmann (Los Cuentos de Hoffmann) en el Palacio de Bellas Artes, México. Fotografía: Carlos Alvar.

Del trabajo que vi debo resaltar el de la orquesta bajo la batuta de Jonas Alber. Una dirección cuidada, balanceada y con controlados tempi. Vocalmente el elenco incluyó a Jesús León como Hoffmann con un desenvolvimiento actoral bueno y vocalmente estable. Letitia Vitelaru interpretó a las amantes de nuestro protagonista (Stella, Olympia, Antonia y Giulietta) su trabajo fue diverso, como Antonia estuvo más segura en la partitura y brilló mucho su trabajo, como Olympia su coloratura no impactó como podría haberlo sido. El malvado de la historia, Lindorf y sus diversas caracterizaciones de Coppélius, Dr. Miracle y Dapertutto fue interpretado por Philip Horst con una voz adecuada pero un poco fría en el prólogo y que mejoró mucho a partir de la historia de Olympia. El amigo de Hoffmann, Nicklausse/Musa fue interpretado por Cassandra Zoé Velasco, linda voz, buena técnica, buen trabajo escénico y siempre en buena forma. El resto del elenco, Enrique Guzmán, Rosendo Flores, Víctor Hernández, Rodrigo Urrutia, Álvaro Anzaldo, Juan Carlos López y Carlos Santos tuvieron un buen trabajo en sus diversos papeles con adecuado trabajo vocal y escénico. Debo destacar el trabajo de Violeta Dávalos como la madre de Antonia, un papel importante pero que por desgracia no se lució porque aunque visualmente funcionaba, vocalmente era difícil de escuchar y apreciar.

La nueva producción de Les Contes d’Hoffmann (Los Cuentos de Hoffmann) en el Palacio de Bellas Artes, México. Fotografía: Carlos Alvar.

Esta producción fue polémica desde su estreno el domingo 8 de diciembre; incluyó abucheos, gente abandonando el teatro y otros gritos de protesta. Personalmente, el trabajo de Benjamin Cann, director de escena, dista de ser la gran producción, pero a título personal tampoco vi razones para abandonar el foro. El director de escena nos cuenta la historia y resalta mucho el aspecto sexual de la historia, en parte presente y en parte disimulado en el libreto. El director de escena hace uso de diversas escenas sexuales, relativamente explícitas, donde nuestro personaje principal al igual que nosotros es principalmente testigo. Hay momentos cómicos para el director que irritaron a algunos participantes como el uso de bromas sobre dónde colocar la llave a Olympia, el autómata de quien se enamora Hoffmann, o el hecho que se usen sus pechos para poder encenderla. Este tipo de bromas o detalles de esta producción no son nuevos en la ópera y muchos ejemplos podrían ser mencionados; tal vez la molestia sea en que muchos detalles no se lograron justificar completamente dentro de la historia  y de la producción. Por mi parte considero que se quiso eliminar parte de ese carácter romántico de esta obra y hacerla más terrenal, por ponerlo en un sentido. Empero, lo que sí critico es que hubo muchos momentos demasiado estáticos, particularmente en el acto de Antonia, cosa que hacía complicado acercarse a la producción.

La segunda propuesta de Offenbach que vi fue la de Ópera Cinema que hizo Offenbach Operetta Studio. Acudí el 22 de diciembre a ver la propuesta llamada Dos Ciegos. La idea de Ópera Cinema es presentar cine silente musicalizado en vivo con piano y cantantes. En principio suena curiosa la propuesta pero mi primer comentario a lo que vi es que no debió llamarse Dos Ciegos, sino debió titularse algo así como Escenas de cine mudo y Dos Ciegos. El programa incluyó primero una diversidad de cortos de cine mudo de famosos cineastas como Murnau, Chaplin o Méliès, imágenes que fueron acompañadas con la interpretación de un aria o dueto de alguna ópera u operetta famosa. Los compositores escogidos fueron Gioachino Rossini, Charles Gounod, Richard Wagner, Heinrich August Marschner, Ambroise Thomas, George Bizet y Jacques Offenbach. Esta sección, que fue la principal en tiempo, ya que duró alrededor de 55 minutos. En esta primera sección debo mencionar en particular que se mostraron de Méliès escenas de su Viaje a la Luna y Barba Azul, ambas acompañadas con extractos de Viaje a la luna y Barba Azul de Offenbach. Esta selección me pareció muy ad hoc porque no sólo mostraba las obras de Offenbach, sino las tendencias temáticas de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX en Francia, un momento de cruce entre el género fílmico y el operístico.  

La segunda parte del programa fue la realización de una película silente sobre el tema de la mini obra Los Dos Ciegos de Offenbach que cuenta la historia de dos ciegos mendigos y cómo se pelean por tener el derecho a pedir dinero en un puente. Esta propuesta fílmica incluyó Azis Gual y Perico el Payaso Loco, quienes a través de gags tipo el gordo y el flaco entretuvieron y contaron visualmente la historia. La propuesta fílmica fue interesante, en especial luego de la introducción a Offenbach presentada en los cortos anteriores. El proyecto en general me parece interesante y con buenas posibilidades de continuar y ser atractivo, sólo cuidaría más la selección vocal ya que de los interpretes la que más resaltó fue Martha Llamas con una selección cuidada de las arias a interpretar de acuerdo a su voz.

Estos dos Offenbach decembrinos en general fueron una experiencia curiosa, aventurera y un poco arriesgada. ¿Qué podríamos resaltar de esto? Que hay muchas formas de hacer ópera, que no hay un secreto de cómo hacer Offenbach y por ende hay diversos caminos por explorar; esperemos se exploren estos y muchos otros a lo largo de 2020.


  • César Octavio Moreno Zayas, mexicano, es investigador y productor de ópera. Estudió el doctorado en Música en la Universidad de Nottingham, Reino Unido. Produjo el estreno en Latinoamérica de la serenata “Acís, Galatea e Polifemo”, este 2019 para la ciudad de Orizaba, Veracruz, México; también coordinó el rescate de la ópera “Eugenia” del maestro orizabeño Armando Ortega en 2015; asimismo colaboró con la Ópera Juvenil de Xalapa en la realización de Flash Mobs de ópera en 2011. Su labor académica es destacada y ha participado en importantes congresos internacionales en ópera, por ejemplo: en la Academia Sibelius, la Universidad de Copenhague o la Universidad de Nottingham. Publica frecuentemente con el Mexican Cultural Centre (MCC) y colabora con 17, Instituto de Estudios Críticos en el área de semiótica y también coordina seminarios especializados en ópera. Ha trabajado como docente e investigador en ópera y lingüística en la UV, UVI, Universidad Anáhuac y UAM. Sus próximos proyectos son la presentación de una ponencia sobre globalización y ópera en la Escuela Estatal de Música Gnessin en Moscú, co-coordina el Certificado Perspectivas Contemporáneas en Semiótica: Arte, Sociedad y Digitalidad que imparte en 17, Instituto de Estudios Críticos; participa en la coordinación del SEMIOFEST 2020.

Acerca de The Mexican Cultural Centre (MCC), United Kingdom.

The Mexican Cultural Centre (MCC) is the first virtual non-profit cultural centre registered in the United Kingdom. The MCC promotes and divulges Mexican culture in international collaboration with academic, artistic, and cultural projects.
Esta entrada fue publicada en Academia, Ópera, Diplomacia cultural, Internacionales, México, Promoción Cultural. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .