Marco Fonz

Marco Fonz. Foto:  Iliana Vargas.

Marco Fonz. Foto: Iliana Vargas.

Epístola alucinatoria

 

Me visité hoy:

estornudaba gracias.

La bestia se me salía de algún lado

y ya era nuevamente la luz.

El sol con su piano en la costilla

el ladrido canis mordía feroz el aire

la visita de mí suspiraba ventanas

y no dejaba de moverse por el cuarto.

Algo de enfermero enmascarado

algo de sonámbula niebla;

el féretro era el visitado, me supongo.

Porque el visitante sonreía bajito

y con la taza del humor llamada alma

intentaba sacudir en mi territorio

                                                algo baldío. 

Me visité hoy

y por primera vez no me vestí solo.

Un paraguas de nubes trajo el agua

lo otro era caminar del brazo de mi visita

como si nunca nos hubiéramos conocido.

 

Una isla

 

El futuro de América Latina es volverse una isla.

Que cada uno empaque a su país en una bolsa

y evite caer al charco cuando se escape por el camino.

Una sola isla con mil trapos

todos flotando en sí mismos y a la deriva

como una canción en girones

como una palmera seducida por el huracán.

La arena creará espejismos

en las pestañas del nuevo isleño

y construirá trasatlánticos níveos

sobre un fondo de fuego:

el atardecer será lo contrario al llamado a comer

pero todos saborearán las piedras hervidas

de los otros futuros que corren y escapan

por el camino de la nueva isla.

 

Fui dejando al hombre

 

Melancolía: palabra para decirse en medio de una fiesta.

Dos vasos de vapor no dan nunca unas monedas.

Es necesario salir un rato a los balcones humanos

fumar un cigarro de pieles exóticas

Y comenzar de nuevo:

Melancolía: palabra para decirse en medio de una película.

Dos manos de sudor no hacen nunca mundos alternos.

Es necesario tener siempre a la mano un socket sin foco

meter los dedos en la vagina de la aurora

Y comenzar de nuevo

Melancolía: palabra que se dice cuando se está desnudo frente al espejo.

Un ser humano de sangre y verso nunca darán un poeta.

Para eso falta dejar al hombre en un contenedor de grasa

y después verlo correr a lo lejos en una carretera

y transparentar el play.

Marco Fonzmexicano, es poeta, editor y difusor cultural. Ha publicado Cantos siniestros a Chiapas, El ojo lleno de dientes o Los buscadores de Shavana-Lamar. Mereció el Premio Estatal de Poesía Rodulfo Figueroa. Recientemente ha ofrecido talleres de poesía en Perú y Ecuador.

Acerca de The Mexican Cultural Centre (MCC), Nottingham, United Kingdom.

The Mexican Cultural Centre (MCC) is the first virtual non-profit cultural centre registered in the United Kingdom. The MCC promotes and divulges Mexican culture in international collaboration with academic, artistic, and cultural projects.
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s